«La solución para erradicar el botellón no es la ley seca»

La hostelera aboga por «trabajar por un consumo responsable»


santiago / la voz 25/09/2011 06:00 h

Inma Rúa ocupa la presidencia de la Asociación de Hostelería Nocturna de Santiago desde el verano del 2009, cuando sustituyó a Suso Pais, uno de los empresarios más activos del sector en Compostela. Pese a su juventud -solo tiene 29 años- tiene las ideas claras acerca de la necesidad de que el sector ofrezca actividades de ocio alternativo a sus clientes.

-Ya se han vivido los primeros botellones del curso. ¿Se percibe en los locales el inicio del curso universitario?

-Desde luego, en hostelería nocturna no se ha comenzado a notar aún, al margen de días puntuales cuando salen todos y hay gente para todos. Creo que está claro que los estudiantes recurren a otro uso del alcohol que no es en los establecimientos de hostelería.

-Algunos propietarios de locales se quejan de que los estudiantes, sobre todo los de primero, no llegan a los locales del casco histórico. ¿Comparte esta idea?

-Los estudiantes, ya digo, los más jóvenes, no llegan. La razón alegada por muchos estudiantes para hacer botellón es que las copas son caras, pero es que no vienen a los locales. Compran las botellas fuera y se las beben en sus pisos o en la calle, en el campus.

-¿Qué se puede hacer?

-Desde hostelería se intenta dar otro tipo de alicientes para que vengan a los locales. La realidad es que si se hace un consumo normal del alcohol, un consumo no abusivo, no tendrían que hacer un gasto excesivo. Dos o tres copas no sería tanto, pero la cuestión es que hacen un consumo abusivo y se beben una botella entera. Si vienen a un bar a beberse una botella entera, evidentemente, es más cara. Pero hay que trabajar por un consumo responsable.

-¿El sector se siente perjudicado por el botellón?

-Sin ninguna duda.

-¿Son suficientes las medidas para terminar con el botellón?

-No sabría qué decir. Vivimos en una democracia, al margen de los menores de edad, en este asunto creo que cada uno debería poder hacer lo que quiera con su cuerpo y con su alma, por supuesto, siempre que no perjudique a otras personas, siempre que se tenga una conducta cívica, se respete el mobiliario público y, desde luego, siempre que sean mayores de edad. Con los menores debemos tener tolerancia cero.

-¿No le convence la prohibición?

-La ley seca, desde mi punto de vista, no es la solución. Cuanto más prohíbas, más querrán transgredir la ley. Es un tema conflictivo. Por un lado, están las libertades y, por otro, el control del consumo abusivo de alcohol. Es una cuestión clara de educación y de ofrecer ocio alternativo.

-La ley también prohíbe las promociones de dos por una. ¿Se siente el sector atacado por la Administración?

-Son ataques al sector. La ley antitabaco y la ley que supuestamente quiere prevenir el consumo abusivo no me parecen la solución. Creo que es una cuestión de trabajar la educación y el civismo. No desde la prohibición total, las personas pueden consumir igualmente abusivamente. Hay que incluir desde niño unos hábitos de salud, un consumo normal. Es un trabajo de tiempo.

Inma rúa Presidente de la Asociación de hostelería nocturna de Santiago

Votación
2 votos