El Auditorio de Novacaixagalicia llena un vacío en Preguntoiro

La rehabilitación conserva la fisonomía del pazo e integra un callejón

la voz

Una amplia representación de los diversos estamentos de la ciudad y de Galicia fue partícipe del acto inaugural del Auditorio de Novacaixagalicia. Era una apertura muy esperada, que permite una significativa oferta cultural y prestigia a la rúa Preguntoiro. El Auditorio, con planta baja, primera, segunda y ático, llena un gran vacío de 2.500 metros cuadrados tras la extinción de los almacenes El Pilar.

El nuevo centro fue un parto difícil, con la Dirección Xeral de Patrimonio muy encima y los hallazgos arqueológicos pausando la rehabilitación. Al final ahí están los 700 asientos, distribuidos en el patio de butacas y el anfiteatro, para recibir una destacada programación cultural y artística, ya diseñada para los cuatro próximos meses.

El recinto escénico tiene todo el equipamiento necesario para albergar las más diversas manifestaciones de la creación escénica. Posee foso de orquesta, cámara negra, cocha acústica, posibilidad de ampliación del escenario, cómodos camerinos y los instrumentos tecnológicos propios de un lugar versátil y funcional.

Como dato curioso, antiguamente existía un callejón que comunicaba el pazo con su huerta, y ese antiguo trazado aparece integrado en el edificio, concretamente en el patio de butacas. Asimismo se puede ver uno de los muros originales del inmueble debajo de las escaleras del vestíbulo principal.

El edificio, antiguo pazo de los condes de Ximonde, cuyo escudo nobiliario luce en la fachada, sufrió hasta seis reformas en su historia. La actual la proyectó José Luis Pereiro respetando la antigua fisonomía del inmueble y conservando, además de las fachadas y muros de piedra, la antigua escalera.

El Auditorio tendrá un programa cultural estable en el que primará, según sus responsables, la calidad de las propuestas, el rigor artístico y el contraste con el público. Habrá espacio en el estrenado recinto para el colectivo de edad escolar.

Este centro, que complementa el de la plaza de Cervantes de Novacaixagalicia, incrementa la extensa nómina de espacios culturales en Compostela.

Más información en las páginas 26 de Economía y 38 de Cultura

Votación
1 votos