Bugallo irá al Contencioso si no se rectifica el reparto en Emuvissa y el PP ve «mal perder»

la voz

El grupo socialista denunciará finalmente por vía contenciosa la distribución de la representatividad del Concello en los consejos de administración de Emuvisa y Tussa si el gobierno no rectifica un reparto en el que entiende que no se ha respetado la proporcionalidad del pleno, pese a que así lo dicen sus estatutos. El PSOE, que ya presentó recurso administrativo en Raxoi, pidió expresamente que este se recogiese en el acta del pleno que ayer decidió la representación nominal en dichas empresas y en otras sociedades.

El grupo opositor esperará a conocer la respuesta del gobierno, para ver sus argumentos antes de decidir ir a la vía judicial, que, «lamentándoa», será segura, para «defender» la representatividad de sus electores, si este responde con el silencio.

Los socialistas exponen en su escrito tres fórmulas de proporcionalidad que le otorgarían dos ediles en sendos consejos de administración, frente al único que se le ha concedido en un reparto que deja 3 al PP (además de la presidencia) y otro al BNG. El PSOE había pedido que ambos consejos contasen con 6 vocales, para garantizarle uno más sin afectar al PP, pero ante el mantenimiento de los 5, en lo que considera una decisión «arbitraria» de los populares, plantea que finalmente haya dos 2 del PP, 2 del PSOE y 1 del BNG, con lo que los primeros siempre tendrían la mayoría con el voto de calidad de la presidencia.

«Inseguridade xurídica»

Xosé Sánchez Bugallo sostiene que hay jurisprudencia sobre esa proporcionalidad y que si no se da en este caso es por «unha decisión política para minorar a presencia do PSOE e humillalo dalgunha maneira». Y advierte que si el PP no rectifica, la vía contenciosa podría conllevar, en el caso de serle favorable el fallo, la anulación de los acuerdos que hasta entonces hayan adoptado ambos consejos de administración, lo que «introduciría un elemento de inseguridade xurídica alta», un «risco» importante frente a lo que entiende una decisión por «pura cabezonería» y con el único objeto de «demostrar quen manda».

El gobierno defiende la corrección de ese reparto en base a la consulta a los servicios jurídicos municipales, dice que en el anterior mandato ambos consejos ya tuvieron cinco vocales y que las consecuencias de un posible fallo judicial contrario afectarían entonces en igual medida a las decisiones adoptadas hasta ahora. Según Paula Prado, Bugallo «leva mal o de perder as eleccións» y lo acusó de querer «xudicializar» la vida municipal pese a anunciar una «oposición institucional».

Votación
0 votos