Pequeño Gaiás


Al margen de que una obra es útil y la otra no, hay ciertos paralelismos entre el nuevo Lavacolla y la Cidade da Cultura. Ambas son actuaciones gigantes y costosísimas. Ninguna de las dos las estaba reclamando el pueblo a gritos. En los dos casos se incumplieron plazos y no se dejaron manosear por las tentaciones electorales. Con una no se sabe qué se va a hacer. Con el aeropuerto sí, pero nos deja otro pequeño Gaiás sin contenidos en la antigua terminal.

Votación
4 votos