Un arquitecto y un escultor diseñan una pasarela peatonal desde el párking de Belvís

El escultor José Francisco López Noya y el arquitecto Carlos Henrique Fernández Coto diseñaron una pasarela para cruzar peatonalmente el espacio entre Belvís y la Cidade da Cultura. La idea de que Santiago es una ciudad para andar y pasear, así como la poca distancia existente entre el casco urbano y el Gaiás (800 metros), despertaron en ambos la idea de construir un sendero elevado entre ambos puntos.

El hecho de partir de un parque histórico y atravesar zonas sensibles de la ciudad, particularmente las Brañas de Sar, ha obligado a analizar a fondo las fórmulas para respetar el medio ambiente en esos espacios y reducir a lo mínimo el impacto. Fernández Coto, experto en bioconstrucción, llegó a la conclusión de que la pasarela de triángulo invertido era la solución más adecuada. Y el vidrio y el acero, los materiales idóneos.

La pasarela constaría de dos tramos, uno entre el párking de Belvís hasta la subida a la Cidade da Cultura, y otra desde ahí hasta los edificios del complejo cultural. En la intersección entre los dos trechos se ubicaría un edificio de comunicación con el valle del Sar y un pequeño espacio para exposiciones.

El proyecto es más barato que las demás alternativas proyectadas de acceso al Gaiás, y no tiene costes de mantenimiento. Además, es fácil de instalar. Según sus diseñadores, las piezas pueden construirse en un taller y montarse en poco tiempo. De ser encargado hoy el trabajo, la pasarela estaría en funcionamiento en noviembre, aseguró Fernández Coto.

El proyecto está ya en manos de la Xunta y el Ayuntamiento, que habrán de adoptar una decisión sobre su viabilidad.

Votación
6 votos
Etiquetas
Xunta de Galicia Arquitectura Arte Gaiás Ciudad de la Cultura