Ryanair se come el mercado

La «low cost» bate un récord al mover ella sola en Santiago tantos viajeros como Peinador entero y así elevar al 46% su cuota de negocio en Lavacolla


santiago / la voz

Fuera Londres, fuera Fráncfort, fuera Roma. El mes pasado Ryanair suprimió temporalmente todas sus rutas internacionales en Santiago y, aun así, batió un récord al elevar su cuota de clientes dentro del mercado local a un nivel inédito, exactamente, hasta los 45,7 puntos porcentuales, más de cuatro veces superior a la que había obtenido en el arranque del 2008: un 10,8%, como refleja la tabla de detalle impresa aquí a la derecha. No en vano, ella sola logró mover casi tantos viajeros como transportaron todos los operadores implantados en Peinador. En la cruz de la moneda, la importancia relativa de Iberia en el contexto compostelano cayó a un 17,4% que contrasta de plano, por ejemplo, con el 46,2 cosechado a comienzos del 2005.

La low cost irlandesa aportó a Lavacolla 67.684 usuarios este enero, no muchos menos que el conjunto de sus competidores (80.366) y prácticamente el doble de los que había sumado en iguales fechas del 2010. «Estamos muy satisfechos con nuestros resultados, tanto ahí como en el global de España, donde acabamos de ponernos en cabeza del ránking, según Aena», valoró ayer el primer ejecutivo de la compañía en la Península, Luis Fernández-Mellado, a preguntas de La Voz. «Yo destacaría sobre todo -abundó- el comportamiento de lo doméstico».

Pese a que ya explota enlaces directos con Madrid, Barcelona, Reus, Sevilla, Valencia, Málaga y Alicante, la empresa que preside Michael O?Leary no ha alcanzado su límite potencial en la ciudad. Al contrario, entre la próxima semana y las siete siguientes irá enriqueciendo su oferta en la capital gallega sustancial y paulatinamente. Así, estrenará o reabrirá un mínimo de seis líneas: el 17 de febrero, una a Tenerife Sur y otra a Gran Canaria; desde el 27 de marzo, la inglesa y la alemana que había eliminado, además de una a Milán; y, ya el 5 de abril, su tercera insular (Lanzarote). A mayores, a corto y medio plazo podría tender puentes a Bruselas, a Eindhoven (Holanda), a ambas o bien a una o dos urbes europeas alternativas, así como otro a Fuerteventura.

En consecuencia, su curva de demanda continuará tendiendo tan al alza que fuentes del sector no descartan verla pronto acariciando la barrera del 60% de peso específico en Lavacolla.

Votación
18 votos