Rubén fue expulsado por doble amonestación en el minuto 69

Dos goles en el tiempo añadido certifican el descenso del Compos


Se acabó. Una remontada agónica del Barakaldo en los últimos compases del encuentro selló la derrota de la Sociedad Deportiva Compostela y, por ende, su descenso matemático a Tercera división. La derrota de ayer, absolutamente cruel para más inri, solo es el colofón a una mala campaña.

Pésima primera parte en medio del diluvio universal que caía sobre Lasesarre. La lluvia anegó tanto el césped como las ideas futbolísticas, especialmente en una primera media hora digna de bostezos. La iniciativa correspondía más al Barakaldo, que intentaba desplegar un elástico 4-2-3-1 hacia las bandas.

El Compostela esperaba tranquilo en sus cuarteles de invierno y buscaba algún contragolpe que le permitiera llegar a las inmediaciones de Jon Ander Serantes, pero las posesiones para los gallegos eran muy cortas.

Juego insulso

Los minutos se deslizaban sin que pasara nada reseñable. La primera oportunidad destacada fue precisamente para los gallegos, en un balón colgado desde el costado diestro que Catú, incorporado a la ofensiva, remataba de cabeza pero sin acierto en la definición.

En el tramo final, los baracaldeses atacaron con más ímpetu y dejaron el saldo negativo de sendas cartulinas amarillas para los centrales del Compos. Además, Rego tuvo que entrar en el puesto de Trovo poco antes del minuto 40. La mejor oportunidad de los locales llegó a los 42 minutos, en un disparo en semifallo del ariete Negredo.

Pareció salir el Barakaldo más enchufado en el segundo período. Urko Arroyo disparaba ajustado al palo en el minuto 48. Pero el Compostela había cogido claramente el papel de defensa y contragolpe. Iván, con un centro chut en el minuto 50, dio el primer aviso para los de Fabiano.

Los locales también lo intentaban, pero con llegadas tímidas, como un lanzamiento de falta de Eizagirre que detuvo el cancerbero Pablo sin mayores problemas.

El fútbol del Compostela iba mejorando, y a la media hora llegó un contragolpe perfecto de los gallegos para ponerse en ventaja en el marcador. Tras un robo de balón en la parcela ancha, Iván encara a los dos centrales gualdinegros y habilita a Tiko, quien con un disparo cruzado supera la resistencia del arquero del Barakaldo.

Faltó la puntilla

El propio Tiko pudo sentenciar en el minuto 80, en una buenísima oportunidad para el cero a dos. Barullo en el área pequeña del Barakaldo, el balón que le llega al africano pero muy escorado, y su disparo forzado lo sacaba el meta Jon Ander cuando se cantaba prácticamente el segundo tanto compostelanista.

Poco después, casi llega el empate en una acción tragicómica. Un saque del portero del Compos rebota en el jugador local Platero, la pelota se dirige hacia la puerta santiaguesa pero Pablo interviene con acierto en una carrera agónica para salvar el uno a uno. En el saque de córner, Negredo de cabeza remataba alto.

Con el minuto noventa cumplido, la crueldad se cebó con los de Fabiano. Primeramente con un disparo desde fuera del área de Scifo tras recoger un rechace. Y en el minuto 94, el dos a uno de Comini, anotado de cabeza tras recibir un centro de Urko Arroyo, en una acción de enorme coraje de los vascos.

En cuatro minutos de trágico descuento se fraguó la derrota y el descenso, no por esperado menos doloroso. Ya solo queda el reto de salvar la temporada en el plano económico.

Votación
3 votos
Etiquetas
Tercera División Fútbol gallego SD Compostela