Oroso y O Pino, a la gresca

El Concello orosino abre un expediente a los organizadores de la fiesta de Castrofeito por empapelar Sigüeiro con carteles


22/07/2009 02:00 h

A las comisiones de fiestas les ha salido un nuevo enemigo similar a la Sociedad General de Autores (SGAE). En este caso es el Concello de Oroso, que ha decidido poner coto a la insalubre costumbre de llenar de carteles de fiestas las calles de Sigüeiro y de su entorno más cercano.

Esta draconiana decisión afecta a la comisión de fiestas de Castrofeito, del municipio de O Pino, que invadió de carteles de llamativo color añil un buen número de columnas y paredes de los edificios de la capital de Oroso para promocionar sus fiestas.

Ante semejante dispendio de cola y papel, la administración local orosina decidió ponerse en contacto con la citada comisión de fiestas para ordenarles la retirada de semejante dispendio publicitario.

Según afirma Pepe Castro, edil responsable del departamento de limpieza viaria, «puxémonos en contacto co presidente da comisión de festas e responsable dunha das empresas patrocinadoras para informarlle da situación e pedirlle que cumprisen a normativa, pero non conseguimos ningún resultado positivo pola vía do diálogo e os carteis non foron retirados». A este argumento se añade el del propio alcalde, Manuel Mirás, que recuerda que las comisiones de fiestas tienen espacios propios para publicitarse.

El expediente abierto por el Concello orosino podría conllevar una sanción económica de entre tres mil y seis mil euros. Semejante multa estremeció ayer a los propios miembros de la comisión de Castrofeito, que reconocieron que su intención no era contravenir la normativa municipal, y prestos, se dispusieron a retirar la cartelería de Sigüeiro para que no se les agüe la fiesta.

Votación
2 votos