Vecinos de Sigüeiro piden que el margen derecho de la avenida Garabanxa sea urbano


02/03/2008 02:00 h

Abonar los recibos pendientes del IBI supone en muchos casos todo un sobresalto por lo abultado del importe. Sin embargo, en zonas como el margen derecho de la avenida Garabanxa, de Sigüeiro, la historia es distinta, aunque mucho más preocupante.

Sus habitantes pertenecían hasta el año pasado al Concello de Santiago, y por ello abonaban a Raxoi sus impuestos. Con su incorporación a Oroso han cambiado de municipio y, paradójicamente, sus recibos de la contribución se han transformado de urbanos en rústicos.

Lo que en un principio podría ser entendido como un ahorro impositivo supone en realidad un recorte en el valor del suelo y de todas sus propiedades, incluidas numerosas viviendas.

Esta situación ha causado una alarma generaliza que afecta a los titulares de cerca de treinta inmuebles y multiples negocios, entre ellos varios pubs, una floristería, una farmacia y una joyería.

Los afectados recuerdan que en muchos casos llevan décadas pagando los recibos del IBI de naturaleza urbana, por ello no entienden por qué la tasa de este año les ha llegado como rústica, sobre todo teniendo en cuenta que la zona en cuestión tiene un diseño poco o nada se asemeja a un núcleo rural como los que proliferan en Oroso. Además, estas viviendas se ubican a menos de cinco minutos a pie de todos los servicios públicos.

Como primera medida, los vecinos están solicitando información al Concello de Oroso sobre las características de sus propiedades. Algunas de estas notificaciones ya han llegado y en ellas consta claramente que el terreno, que en su día pertenecía a Santiago, estaba calificado ahora como ampliación de núcleo rural, algo que desmienten aportando los recibos de la contribución urbana que pagaron durante años.

Temor a la expropiaciones

Los afectados temen que en un futuro relativamente cercano pueda existir algún proyecto de ampliación de calles y de remodelación de la zona que implique expropiaciones. En caso de que así sea recuerdan que sus viviendas y sus fincas tendrán menos valor económico.

Votación
0 votos