Santiago convertirá la basura en electricidad, que servirá para el alumbrado público


El vertedero de Santiago, junto con los de Ferrol, Ourense, Lugo y Pontevedra, será sometido a un proceso de desgasificación, con el fin de recuperar biogás y transformarlo, mediante la instalación de microturbinas, en electricidad. Entre los usos que se barajan está el del alumbrado público.

El biogás es una fuente de energía renovable, producida a partir de productos orgánicos y que resulta muy similar en sus propiedades y aplicaciones al gas natural, además de constituir una opción equilibrada desde el punto de vista medioambiental.

La materia prima más barata que se utiliza para producir energía son los residuos orgánicos generados por la actividad humana. La Xunta y la Administración central firmarán un acuerdo de colaboración para la ejecución de las instalaciones de desgasificación en estos cinco vertederos, una iniciativa que se enmarca dentro del plan de medidas urgentes de la estrategia española del cambio climático, que tiene por objetivo la recuperación del biogás que se produce en los depósitos de basura.

Los vertederos, una vez clausurados, disponen de una salida para los gases que puedan desprender los residuos sellados, fundamentalmente metano y CO2, que se liberan a la atmósfera, si son pasivos, o se eliminan, si son activos.

El acuerdo entre el Ministerio y la Consellería de Medio Ambiente permitirá recuperar el biogás de los vertederos. Las microturbinas que se instalen servirán para obtener electricidad, que podrá utilizarse, por ejemplo, para la iluminación pública.

La instalación de sistemas de desgasificación se llevará a cabo con una inversión de 2,4 millones de euros. Los vertederos han sido seleccionados en función de la antigüedad del sellado y extensión, parámetros que, según los especialistas, inciden directamente en la efectividad a la hora de recuperar biogás.

El ejemplo de Santiago, Ferrol, Ourense, Lugo y Pontevedra tiene precedentes en algunos otros ayuntanientos españoles. El de Madrid, por ejemplo, convierte la basura en electricidad con un rendimiento óptimo.

El biogás producido por los cuatro vertederos de residuos sólidos urbanos gestionados por la Comunidad genera energía suficiente para abastecer el consumo de electricidad de más de 100.000 personas, el equivalente a poblaciones como las de Lugo y Ourense.

Explotaciones agrarias

Con una tonelada de restos de producción y transformación de naranjas se han llegado a obtener 350 kilowatios/hora de biogás, y por cada tonelada de residuos ganaderos, 110 kilowatios/hora. Las explotaciones agrarias existentes en Galicia suponen en este sentido un buen punto de partida, aunque el biogás más extendido en el Estado español es el generado en los vertederos.

En España la implantación del biogás es menor que en otros países de Europa. Además de las aplicaciones en vertederos de residuos urbanos, ha habido experiencias con aguas residuales de industrias azucareras y cerveceras. Con estiércol de vacuno y porcino ha surgido alguna planta piloto, pero a escala industrial su implantación parece que dependerá más de exigencias medioambientales y precios del coste de la energía.

Votación
1 votos