Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

Y tú, ¿sabes cómo salvar una vida?

Alumnos de cuatro colegios de Galicia participan en un proyecto para conocer la mejor metodología y edad para asimilar las técnicas de soporte vital básico para enfrentarse a una parada cardíaca

14 de febrero de 2016. Actualizado a las 19:22 h. 4

0
0
0

S aber actuar ante una parada cardíaca, eso es lo que se les enseñará a los 670 escolares de cuatro centros escolares gallegos que participan en el Proyecto Anxos, que comenzó este curso. Los conocimientos van más allá de las técnicas de reanimación cardiopulmonar básicas (RCP), que son solo una parte del proceso denominado soporte vital, explica el jefe del Servicio de Docencia e Investigación de la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061, Luis Sánchez Santos, responsable de este proyecto de investigación con el que se busca conocer la mejor edad para aprender y la metodología más efectiva para enseñar cómo actuar ante una muerte súbita.

El soporte vital, explica Sánchez Santos, pasa por reconocer adecuadamente una víctima de una muerte súbita, abrir su vía aérea, realizarle un masaje cardiopulmonar y avisar al servicio de emergencias para garantizar que recibe el tratamiento médico necesario para mantenerla con vida. 

Hasta el momento, los estudios realizados han determinado que una persona con 40 kilos, que podría equipararse con un menor de 12 años, es capaz de ejercer la presión suficiente en el tórax para conseguir la reanimación ante una parada cardíaca si está mínimamente entrenada. Con el Proxecto Anxos se pretende ir más allá y se busca saber si a partir de los 8 años, motivado por conocimientos previos, se puede ser un testigo efectivo para reconocer una parada y ser capaz de activar los servicios de emergencia o tener la desenvoltura suficiente para pedir a un adulto que lo haga. Para conocer cuál es la edad adecuada se trabajará, durante tres años, con alumnos de 8, 10 y 12 años, lo que permitirá comprobar su capacidad de respuesta ante una emergencia de este tipo. 

Tres metodologías

Este proyecto también indagará en la mejor metodología de enseñanza para los jóvenes y por ello los alumnos de los colegios Liceo La Paz de A Coruña, del Sagrado Corazón de Jesús de Pontevedra, El Pilar-Maristas de Vigo y el San José de Cluny de Santiago, incluidos en el Anxos, seguirán, tras recibir todos formación inicial estándar, programas distintos. 

Sánchez Santos explica que, siguiendo las distintas teorías en este campo, se optará por seguir con un grupo la recomendación de las sociedades científicas, que es la apuesta por un reciclaje cada dos años, mientras que a otro grupo se les dejará material docente elaborado específicamente para ellos, ya que por el momento con el que se trabajaba era con el que existía para los adultos, y un tercer grupo de estudiantes practicará de nuevo cada dos meses y durante cinco minutos las compresiones torácicas como opción para que no olviden los conocimientos. «Non só imos a saber a evolución no tempo das diferentes idades, senón tamén a evolución, mellora ou perda de habilidades en cada un dos programas formativos», explica el responsable de Docencia e Investigación de la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061.

No es el primer trabajo de campo con estudiantes, Galicia lleva desde el 2009 desarrollando un proyecto en la provincia de Lugo, gracias al que los alumnos se les enseña las técnicas de RCP básicas y se les muestran los desfibriladores externos semiautomáticos. «A intención é, ao longo deste ano, estender esta experiencia, que está resultando moi satisfactoria, a toda Galicia, aínda que é posible que o resultado do Proxectos Anxos modifique esa formación programada», señala Sánchez Santos, que espera que las experiencias con los 670 alumnos despejen incógnitas que todavía hay sobre este tipo de aprendizaje, del que todavía no hay muchos trabajos. En este sentido, puntualiza que se llevaron a cabo experimentos en Estados Unidos y Suecia, pero son iniciativas puntuales. Este nuevo proyecto de investigación que pone en marcha la Fundación Urxencias Sanitarias de Galicia-061 incide en un cambio de concepto respecto de sobre quién deben de ir los esfuerzos en este campo, que no sería poner el foco de atención sobre los equipos sanitarios, como se hizo hasta el momento, o sobre la investigación sobre las mejores técnicas de intervención médica, sino sobre la población. Los equipos sanitarios entienden que hay que incidir ahí porque son el primer punto de apoyo a la hora de garantizar que la víctima de una parada cardíaca pueda llegar a recibir atención profesional. 

Las recomendaciones son simples, siempre hay que alertar a urgencias sanitarias, pero si se conocen las técnicas de reanimación se deben de aplicar hasta que llegue la ayuda y en el caso de no ser así, los médicos de la central de coordinación del 061 están acostumbrados a indicar lo que hay que hacer en cada momento hasta la llegada del personal sanitario. No es nada baladí, porque las técnicas de soporte vital pueden ayudar a salvar muchas vidas. Solo en Galicia se contabilizan, de media, unas 780 muertes súbitas al año. 

Actuar rápido y de manera coordinada 

Supervivencia

La muerte súbita tiene una mortalidad muy elevada. La literatura científica señala mucha variabilidad en las cifras de supervivencia con buena función neurológica, que iría del 3 % al 30?% y que dependerá del nivel de coordinación, intervención y características de los sistemas sanitarios. En estos momentos, las mejores cifras las arroja el condado de Seattle, en Washington, con un 28 % de supervivencia. Galicia está en la parte alta de las cifras españolas, al situarse entre el 12 y el 14 %.

Incidencia

El 061 atiende en la comunidad gallega unas 780 incidencias por muerte súbita al año fuera del hospital. Es imposible determinar cuántas suceden, ya que solo se logran contabilizar en las que hay testigos que las presencien. 

Rapidez

La muerte súbita es una patología tiempo dependiente, si no se actúa con celeridad se pierden oportunidades de salvar al enfermo. Se estima que cada minuto que pasa la víctima sin masaje cardíaco disminuye un 10?% su probabilidad de supervivencia.

Tasa de reanimación

Desde el 061 se indica que lo que se busca es que la población reanime más, en Galicia la tasa de reanimación por testigo está en el 30-35 %, pero se marcan como objetivo el conseguir que se dupliquen estas cifras.

Desfibriladores

Es el tratamiento más efectivo ante una parada. En estos momentos Galicia cuenta con un total de 492 aparatos en lugares públicos.

Formación

La dispersión poblacional y la orografía, por la dificultad de llegar a los recursos sanitarios, juegan como un hándicap a la hora de abordar los casos de muerte súbita. En Galicia se intentan paliar estas dificultades con la formación a la población. «En moitos lugares de Galicia o 061 son os veciños, porque aínda que cheguemos cedo, nos primeiros minutos se non se fai nada a posibilidade de supervivencia das vítimas é baixa», remarca Luis Sánchez, que aboga porque se actúe y se dé la voz de alarma a los equipos sanitarios. 

Temas relacionados

Publicidad