vida sana

¿Es o no es malo el omeprazol?

La relación de los antiácidos con un muy limitado riesgo de daño neurológico pone de manifiesto que los fármacos solo deben tomarse bajo prescripción

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un estudio publicado esta semana constató que el consumo abundante y durante años de omeprazol y otros antiácidos aumenta el riesgo de padecer daño neurológico, lo que una mujer tradujo como «si tomo esto me volveré majara» y así se lo dijo, asustada, a su farmacéutico, el gallego Antonio Torres. Lógicamente, ni el farmacéutico ni nadie sabe cómo terminará esa persona sus días, pero lo que parece poco probable es que la demencia le llegue de la mano de un antiácido.

«La relación entre el abuso de antiácido y los daños neurológicos [al eliminar los ácidos del estómago no se absorben igual algunos nutrientes, como la vitamina B12] ya era muy conocida», dice Rosendo Bugarín, médico de primaria y vocal gallego de Semergen, la entidad que los representa. Pero eso no significa que haya una incontestable relación causa-efecto, sino que hay un aumento del riesgo.

De hecho, en el estudio, de los pacientes analizados con déficit de B12, solo el 16 % tomaba antiácidos. El resto lo tenía por otras causas -reducción de estómago, por ser vegetarianos o, simplemente, porque es un problema muy frecuente en la madure-.

Bugarín apunta que la alarma creada con la vinculación entre omeprazol y demencia es exagerada, aunque reconoce que hay un abuso de este fármaco: «La alarma nos recuerda que los fármacos, aunque tengan un perfil de seguridad grande, como es este, son fármacos, y hay que tomarlos solo cuando están indicados».

¿Y cuándo es eso? Hay varias opciones, pero las más comunes son: para las personas mayores de 75 años que tengan que tomar antiinflamatorios no esteroideos (conocidos como AINE), que se usan, por ejemplo, contra la artritis; los pacientes de 65 a 75 años que además de los AINE tengan que consumir algún otro fármaco (anticoagulantes o digoxina, para el corazón); y menores de esa edad con algún problema y episodios de úlceras anteriores. Además, recuerda Bugarín, «ni siquiera en esos casos se debe tomar de forma indefinida, sino una semana más que el tratamiento con AINE». ¿Se puede consumir entonces cada vez que nos recetan antibióticos? Bugarín lo tiene claro: no.

Como se puede ver, las indicaciones de un antiácido son mucho más limitadas de lo que la realidad demuestra -en Galicia se vendían en el 2010 unas 200.000 cajas mensuales de omeprazol-. Lo que sí está más ajustado es la dosis. El estudio que desató la alarma -y que se publicó en una de las mejores revistas del ramo, JAMA, la del colegio médico de Estados Unidos- diferenciaba mucho el riesgo para una persona en función de la dosis. Tomar 20 miligramos al día apenas tenía consecuencias, pero la situación cambia en quienes toman 30 o 40 miligramos.

Antonio Torres, vocal de las oficinas de farmacia del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña, y consumidor de omeprazol, recuerda que las dosis que despacha son muy bajas, de 20 miligramos y hasta de 10.

En Galicia se consumen 200.000 cajas de omeprazol al mes. pradero