La medicina personalizada, pese a Watson, arma contra el cáncer

Los oncólogos defienden las terapias adecuadas al perfil genético

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

James Watson, el codescubridor de la doble hélice de ADN y Premio Nobel, abrió hace unos días la caja de los truenos de la investigación oncológica con un artículo en el que condenaba el papel de los antioxidantes en el tratamiento del cáncer y criticaba una investigación que considera conservadora y demasiado enfocada en los tratamientos personalizados en función del perfil genético del paciente. Los oncólogos han advertido que sobre el papel de los antioxidantes no ha dicho nada que no se supiera y defienden las terapias personalizadas como la mejor forma para abordar la enfermedad.

Fernando Domínguez

«En leucemias se han logrado grandes avances»

Fernando Domínguez, director del Grupo Galego de Investigacións Oncolóxicas, está en parte de acuerdo con Watson, aunque cree que no aporta nada nuevo. «El papel de los antioxidantes para prevenir el cáncer es una hipótesis que se ha manejado, pero que no se ha demostrado», asegura. Por contra, defiende las terapias genéticas personalizadas, que ya han demostrado su eficacia en ciertos tipos de tumores de mama, pulmón, colon y, especialmente, en oncohematología. «En leucemias se han logrado grandes avances», dice.

Manuel Collado

«Sería deseable encontrar una bala mágica, pero no la hay». Manuel Collado, responsable del laboratorio de Células Madre, Cáncer y Envejecimiento del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago, asegura que hace ya tiempo que se sabe que el suplemento con antioxidantes es perjudicial, porque incluso promueven el cáncer. «En el 2007 ya se hizo un ensayo clínico enorme -explica- que se tuvo que parar porque la gente empezó a desarrollar tumores de próstata», Está de acuerdo en que sería deseable desarrollar estrategias que atacasen a todo tipo de tumores, pero eso es lo que se ha hecho durante muchos años y ahora se ha visto que las terapias personalizadas basadas en el perfil genético es un enfoque prometedor que está dando resultados. «Lo deseable sería encontrar una bala mágica que sirviese para todo, pero no se ha encontrado», advierte. Y sí está de acuerdo en innovar en la investigación y apoyar nuevas ideas al margen de la línea en teoría oficial, pero admite que «es difícil mover las estructuras».

Begoña Graña

«El uso de antioxidantes es controvertido desde hace tiempo»

La oncóloga Begoña Graña, del hospital Marcide de Ferrol, coincide en que el uso de antioxidantes es «controvertido desde hace tiempo, porque los grandes estudios de quimioprevención han sido negativos». Graña sí cree «razonable» la línea de trabajo que propone Watson en el sentido de apostar por fármacos antimetastásicos, pero cree que «habría que demostrarla». Tampoco cree que el artículo del Nobel sea polémico, sino que más bien obedece a su desacuerdo con el reparto de los fondos para la investigación contra el cáncer en Estados Unidos.

Anxo Vidal

«Por suposto que fan falta novas ideas en investigación». Anxo Vidal, responsable del grupo de Ciclo Celular e Oncoloxía de la USC, asegura que el efecto perjudicial de los antioxidantes en los tratamientos contra el cáncer «é algo que xa é bastante coñecido», aunque sí está de acuerdo con Watson en que no estaría de más un enfoque más innovador, por lo que agradece el debate abierto. «Por suposto -dice- que fan falta novas ideas e perspectivas para o tratamento do cancro. Probablemente sexa certo que a investigación actual non favorece as ideas rompedoras, pero cal sería a mellor estratexia a seguir é algo que nin Watson nin ninguén pode saber». Admite, eso sí, que «a crítica é boa para espertar ao mundo científico», lo que no significa que el enfoque actual «sexa erróneo», y defiende las terapias personalizadas, a las que aún les queda un largo camino. «Non vamos a atopar a cura do cancro -dice-, senón terapias que funcionen nun tumor determinado. E isto é o fundamento da medicina personalizada»

Luis Antón Aparicio

«La medicina personalizada es el futuro del cáncer»

Luis Antón Aparicio, jefe del servicio de Oncología Médica en el CHUAC de a Coruña, precisa, antes que nada, que «A Watson hay que honrarlo y quererlo, porque gracias a personas como él el mundo ha cambiado para mejor». Hecha esta salvedad corrobora, al igual que sus colegas, que ya se sabía que los antioxidantes «no han demostrado ningún beneficio para el tratamiento del cáncer», aunque, citando a Carl Sagan, añade que «la ausencia de evidencia no significa la evidencia de ausencia». Más contundente se muestra sobre el papel de las terapias personalizadas en función del perfil genético del paciente. «Hay que seguir con ella, porque es el futuro», dice. Y cita, como ejemplo gráfico, que en su utilización se encuentra la diferencia en que «a una mujer con cáncer de mama le tengamos que extirpar todo el pecho o atacar solo a las células tumorales. Esto es medicina personalizada», apunta.

Xosé R. Bustelo

«Non é verdade que sexa unha investigación conservadora»

Xosé R. Bustelo, director de la Unidad de Genómica y Proteómica en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, no cree que la investigación actual sea poco innovadora. «Non é verdade que sexa conservadora», precisa. Y cree que, pese a la inversión para las terapias individualizadas del cáncer, tampoco se ha dejado de lado un enfoque más general en busca de una estrategia que ataque a la enfermedad en conjunto. «Si conseguiramos -dice- algo que puidera utilizarse para todas as células tumorais independientemente do tipo de tumor, sería perfecto. Pero non temos esa bala máxica».