La Pontevedra urbana es más optimista con la política y la economía que la rural

El 28,6 % de la población encuestada cree que situación económica mejoró desde el 2015


pontevedra / la voz 15/05/2017 05:05 h

Uno de los logros de la Pontevedra de los últimos años es haber cambiado la cara al centro histórico de la ciudad y haber alejado los coches de muchas otras zonas de la urbe. Relacionado o no con esta transformación del espacio urbano, lo cierto es que los vecinos de la ciudad son más optimistas con respecto a la situación económica y política de Pontevedra que los que viven en la zona rural, tal y como refleja la encuesta de Sondaxe. El 34,9 % de los vecinos encuestados que viven en el centro histórico o en O Burgo creen que la situación social y económica mejoró con respecto a cuando fueron a votar en el 2015, y un 26,1 % también consideran que se fue a mejor en el plano político. En el caso de quienes residen en el resto del casco urbano o en Campolongo, el porcentaje de personas que creen que las cosas mejoraron en el plano económico es del 36,8 %, y en el político un 20,3 %. Sin embargo, esas cifras son más bajas en las parroquias, donde está más instalado el pesimismo, lo que vendría a confirmar que la asignatura pendiente del gobierno de Lores es la periferia. En A Canicouva y Ponte Sampaio, un 40 % de los consultados creen que desde el 2015 fue a peor la economía local. Y un 35,3 % de los encuestados de esos lugares opinan lo mismo del aspecto político.

En términos generales, sin distinción por el lugar donde viven, un 28,6 % de los pontevedreses creen que desde que acudieron a las urnas para elegir a la corporación local en el 2015 se mejoró en cuanto a la economía frente a un 35,5 % que consideran que todo sigue igual y a un 29,7 % que piensan que se empeoró. En el plano político, es el 22,5 % de los pontevedreses el que cree que la situación mejoró; un 44,8 % piensa que todo sigue igual y un 23,5 % de los encuestados considera que el ámbito político se deterioró. De la encuesta se desprende también que, tanto en el plano político como en el económico, hay más mujeres que hombres que consideran que las cosas mejoraron. ¿Y qué ocurre por franjas de edades? Los jóvenes son los que muestran más confianza en cómo están las cosas y los más pesimistas se encuentran en la franja de edad de más de 65 años. Por partidos, son quienes votaron al BNG quienes están más contentos con el panorama político y social.

Los jóvenes son los que se muestran más confiados con cómo van las cosas, y los jubilados los más pesimistas

Votación
3 votos
Comentarios