El BNG repetiría su mejor resultado y rozaría de nuevo la mayoría absoluta

El reparto de fuerzas y concejales sería exactamente el mismo que en la actual corporación

Estimación de voto en Pontevedra. Estimación de voto en Pontevedra

Pontevedra / la voz 14/05/2017 09:33 h

Si hubiera hoy elecciones municipales, la corporación de Pontevedra no sufriría ningún cambio. Así lo constata la encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz de Galicia con motivo del ecuador del mandato. Todo quedaría igual que en la actualidad. Tanto en cuanto a fuerzas que obtendrían representación como en lo que se refiere al reparto de los veinticinco asientos de concejales. El BNG revalidaría su mejor resultado quedándose, como ya sucedió en el 2015, a un solo edil de la mayoría absoluta; y en el resto de fuerzas el reparto sería también el mismo: siete concejales para el PP, tres para el PSOE, dos para Marea Pontevedra y uno para Ciudadanos.

Los cálculos de Sondaxe son estimaciones de voto en base a las 400 entrevistas realizadas en Pontevedra entre el 28 de abril y el 4 de mayo. Con el apoyo aplastante de los pontevedreses a su alcalde -Miguel Anxo Fernández Lores (BNG) es el único político local que aprueba en valoración y lo hace sobradamente-, el consuelo que le queda a la oposición es que se aprecia un ligero descenso de votos para los nacionalistas (del 43,1 % en las elecciones del 2015 al 41,7 % ahora), que rentabilizan el resto de fuerzas con tibias subidas que en el caso de Marea suponen algo más de dos puntos porcentuales (de, 8,1 al 10,2 %), mientras que para PP, PSOE y Ciudadanos son prácticamente inapreciables (suben un 0,5, 0,4 y 0,6 %, respectivamente, con respecto al porcentaje de votos obtenidos en el 2015).

A estas lecturas hay que añadir la matización habitual que aparece cuando se trata de sondeos: el elevado porcentaje de pontevedreses indecisos, que no tienen decidido o no quieren decir a quien votarían en unas elecciones municipales. Ese voto «opaco» será ahora mismo del 22, 8 %.

Los que a mitad del mandato lo tienen menos claro son aquellos que en el 2015 optaron por la papeleta del PP. Un 30 % (prácticamente uno de cada tres) de los pontevedreses que dieron su voto a Jacobo Moreira están ahora indecisos. Por lo demás, el PP sufre un escaso trasvase de votos hacia otras fuerzas, ya que apenas un 1,6 % de sus votantes apoyarían ahora a la lista del PSOE y un porcentaje similar se iría a Ciudadanos.

Eso sí, el Partido Popular es el grupo que mayor apoyo encuentra entre aquellos pontevedreses que en el 2015 votaron por fuerzas minoritarias que no llegaron a alcanzar representatividad en la corporación. Un 33 % de estos votantes se iría ahora al PP, aunque su traducción en número votos sería inapreciable.

El BNG es el grupo que encuentra una mayor fidelidad entre sus votantes. Nada menos que el 87 % asegura que repetirían su voto si hubiera municipales ahora. La única pérdida de votos del BNG se iría a la abstención, según refleja el estudio.

Marea Pontevedra también alcanza una cota alta de fidelidad. El 81,8 % de quienes votaron por Luís Rei aseguran que volverían a apoyar a la plataforma ciudadana. Curiosamente, Marea solo registra fuga de votos hacia el PSOE (un nada despreciable 9,1 %).

El propio PSOE ve cómo perdería un 3,3 % de sus apoyos en favor del BNG, y registra un índice de votantes indecisos parecido al del PP, un 26,7 %. En cuanto a Ciudadanos, un 6,7 % de sus votantes en el 2015 elegirían ahora la papeleta del PP, y un porcentaje similar aseguran que optarñian por votar en blanco.

Por último, de entre aquellos pontevedreses que hace dos años eligieron la abstención como forma de expresar su malestar, menos de la cuarta parte se decantaría ahora dar su apoyo a alguno de los cinco grupos que obtendrían representación; casi la mitad (47 %) repetirían la abstención; y un tercio se sitúan entre los indecisos.

Votación
2 votos
Comentarios