Imagen:

La ausencia de dos ediles de la oposición impide que se revise la prórroga del agua

La moción del PSOE hubiera sido aprobada si estuviera la corporación al completo


Pontevedra / La voz

La sospechas de la oposición sobre la prórroga del contrato del agua se quedaron en nada por la ausencia de dos concejales del PP del pleno celebrado ayer. Aunque los cuatro grupos -PP, PSOE, Marea y Ciudadanos- apoyaban una moción socialista instando a revisar el coste del servicio para determinar si cabe o no seguir pagando la amortización de inversiones una vez vencido el contrato, la propuesta fue rechazada al imponerse las doce votos del BNG frente a los once que en ese momento sumaba la oposición. De estar la corporación al completo, la moción hubiera sido aprobada.

El caso es que las sospechas del PSOE podrían estar fundadas. Al menos así se desprende de la pobre argumentación con la que el gobierno local defendió que en la prórroga no se haya previsto la revisión del precio a abonar a la empresa. El concejal de Facenda, Raimundo González Carballo (BNG) subrayó que el precio será «o que determinen os técnicos» pese a que la prórroga está en vigor desde el pasado día 1. Además, en una primera intervención se limitó a reproducir el manido «y tú más» achacando a los socialistas que en su día no hubieran revisado el canon de la concesión de las piscinas de Campolongo al aprobar también sucesivas prórrogas.

En una segunda intervención, y ante el reproche de PSOE y PP por sacar a colación el contrato de las piscinas, González Carballo llegó a ironizar con que la vinculación de estas con el asunto que llevaban los socialistas el pleno es que «tamén teñen auga».

El debate fue subiendo de tono y Agustín Fernández (PSOE) acusó al gobierno local de «botar tinta de calamar para embarullalo todo», al tiempo que tildó de «incapaz» al edil de Facenda.

Desde el PP, por su parte, el concejal de César Abal recriminó al socialista que no ponga el mismo empeño en revisar la prórroga del contrato del servicio de recogida de basura, sobre el que su grupo formuló una denuncia muy parecida a la del PSOE con el agua.

Luz verde a que el Provincial pueda albergar una residencia de mayores

PP, BNG y Ciudadanos sumaron sus votos para rechazar una moción de Marea Pontevedra por la que se proponía instar a la Xunta a que se garantice que el Hospital Provincial mantendrá su uso exclusivamente sanitario una vez que se amplíe Montecelo. La moción de Marea obedece al anuncio de la Xunta de ubicar en el centenario hospital una residencia de mayores, lo que sería un uso sociosanitario.

Los portavoces de Marea y PSOE recriminaron al BNG que haya suscrito la iniciativa legislativa popular impulsada por Sos Sanidade Pública, en la que se incluye la demanda de que el Provincial mantenga un uso sanitario. La teniente de alcalde, Carme da Silva (BNG), subrayó que el centro ya no cumple ese requisito puesto que alberga la sede de la Escola de Enfermería y también una capilla. Tanto Ciudadanos como BNG se mostraron partidarios de que se exija que el Hospital Provincial siga siendo de gestión pública, pero con la posibilidad de que pueda abrirse a usos sociosanitarios.

Votación
0 votos
Etiquetas
Pontevedra ciudad PSOE BNG PP Ciudadanos Consellería de Facenda Xunta de Galicia
Comentarios