El plan del Sergas contempla que se den servicios de odontología y fisioterapia en la villa por primera vez


El proyecto para el centro de salud de Marín permitirá que los vecinos se vean liberados de los desplazamientos a Pontevedra para realizar algunas consultas a especialistas. El nuevo centro de salud prevé tener un área de Medicina General y Enfermería, con doce consultas para los médicos y otros tantos espacios para las enfermeras. También está previsto la habilitación de una sala de educación maternal y consultas de matronas, farmacia, odontología e higienista dental.

Asimismo, se incluirán dependencias adecuadas para un gimnasio de fisioterapia, consultas de médico residente y telemedicina y despachos. Estos departamentos supondrán una mejora sustancial en la asistencia sanitaria a los adultos.

En el ámbito de las prestaciones para los menores, el área de Pediatría tendrá cuatro consultas para médicos y tres para enfermería. Se tratará de espacios independientes con lo que los menores ya no tendrán que compartir espacios comunes con los adultos, como pasa en el actual centro de la calle de A Estrada, donde niños y mayores se hacinan en los pasillos.

El área de Urgencias contará con tres consultas de medicina, dos de enfermería, una sala de reanimación y un área de dormitorios. Por último, el edificio sanitario dispondrá de un espacio para administración, archivo, almacenes y otros servicios comunes.

Financiación

La conselleira de Sanidade aprovechó su encuentro con el alcalde marinense ayer para explicarle que el centro de salud de la villa se licitará en un paquete de otros veinte. La financiación seguirá un modelo mixto de aporte privado y gestión pública. Los adjudicatarios de la obra tendrán una concesión sobre los servicios externos.

Votación
0 votos