Así se combate a la velutina

La erradicación de los nidos primarios es crucial para erradicar esta plaga

.

Pontevedra / La voz 18/05/2017 05:00 h

Suena el teléfono en la base de Protección Civil de Poio, que es una de las agrupaciones que han suscrito en Galicia un convenio con Medio Rural. Su interlocutor al otro lado de la línea les informa del avistamiento de un posible nido de la avispa velutina en Combarro.

En un primer momento, los voluntarios verifican que realmente se trata de la especie invasora, mucho más agresiva que la autóctona. Confirmado este aspecto y que el enjambre -un nido primario- esta situado en la cornisa de una vivienda, los integrantes de la agrupación de Poio esperan a la noche antes de actuar. «Así collemos a todas as avespas dentro do niño», subraya Manuel Torres Pousada.

Lo cierto es que dependiendo de la ubicación del nido, los voluntarios, siempre equipados con trajes especiales para contrarrestar las posibles picaduras de la también conocida como avispa asiática, emplearan o no la pértiga cedida por la Xunta para poder inyectar el insecticida. Tras esperar un tiempo prudencial a que este producto haga su efecto, procederán a retirar la estructura para, acto seguido, incinerarla.

En este punto, Torres Pousada advierte de que las larvas de este insecto «aínda aguantan uns cantos días sen comer», por lo que presentan un riesgo latente. Lo habitual es que, en esta época del año, tengan que retirar nidos primarios, conocidos así porque son los que construye una reina tras abandonar el aletargamiento invernal para depositar los huevos de la primera generación de avispas obreras y que, posteriormente, crearán uno secundario -puede superar los veinte kilos de peso-, normalmente en las ramas de algún árbol de gran porte.

Los expertos coinciden en que la lucha contra los nidos primarios es crucial ya no solo para impedir la expansión de la velutina, sino para erradicarla.

Las pértigas permiten alcanzar nidos situados a unos veintiocho metros de altura

¿Cómo funcionan las pértigas que se han distribuido entre concellos y agrupaciones de Protección Civil de Pontevedra? Dado que la velutina suele construir sus nidos a elevadas alturas, su principal ventaja es que permiten alcanzar estructuras ubicadas a unos veintiocho metros del suelo. Disponen de un puntero específicamente diseñado para perforar los nidos y que está equipado con una punta inyectora para difundir el insecticida.

A la hora de expulsar el producto en el interior de estos nidos, la pértiga dispone de un enganche y una bomba manual.

Las nuevas tecnologías, por otro lado, también se han sumado a esta lucha. Así, la Xunta ha impulsado «unha aplicación informática para a xestión de todas estas comunicacións, fundamentalmente os avisos de detección de niños da avespa» y, de este modo, coordinar la erradicación de los nidos.

Votación
1 votos
Comentarios