Siete semanas para renovar el DNI

Pontevedra es la ciudad gallega donde más se demora la cita previa para este trámite


Pontevedra / la voz

A falta de poco más de un mes para que comience oficialmente el verano, son muchos los pontevedreses que apuran los plazos a la hora de renovar el Documento Nacional de Identidad. Los datos oficiales ofrecidos por el Ministerio del Interior reflejan que Pontevedra es la ciudad donde más tiempo pasa entre que se realiza la solicitud de cita previa y se expide o renueva el DNI.

Siete semanas o, lo que es lo mismo, 42 días es la demora que, a día de hoy, se produce en la sede del Banco de España de la ciudad del Lérez. Es un período de tiempo que contrasta, a nivel provincial, con los otros dos puntos de expedición de documentos, ya que en Marín son 36 días y en Vigo son 23, al tiempo que aclaran que en el resto de oficinas -Lalín, Salvaterra y Tui- no existe servicio de cita previa.

Este tiempo de espera es más acuciante si se tiene en cuenta que en Ourense es de apenas nueve días, mientras que un ferrolano tarda exactamente la mitad de tiempo que un pontevedrés, concretamente veintiún días, en solventar el trámite. En esta última provincia, la espera media en A Coruña es de 32 días, mientras que en Santiago es de veinticuatro horas menos. Desde Interior precisan que también se expide el DNI en Ribeira, donde la cita previa presenta un retraso de una treintena de días, mientras que la Unidad de Documentación de Españoles de A Coruña-Lonzas solo se da una atención personal.

Por su parte, en la provincia de Lugo son tres las localidades donde se renueva este documento de identidad, pero solo en dos de ellas disponen de cita previa -Monforte de Lemos aún no lo ha implantado-. De este modo, en la capital provincial la espera alcanza los 39 días, cuatro más que en Viveiro.

Las distintas fuentes consultadas incidieron en la necesidad de que las personas que hayan pensado en renovar el DNI tengan en cuenta todas estas demoras, al tiempo que aludieron a que hay determinados países en los que se exige que este documento tenga ya un determinado período de validez. Así, el propio ministerio refiere que para viajar a la República Checa, Georgia o Islandia se exige que el documento tenga una validez mínima de tres meses, mientras que en otros casos -Andorra o Bosnia y Herzegovina, entre otros- es preciso portar un documento que tenga una validez superior a noventa días.

Por su parte, desde el Ministerio de Empleo acotan que para desplazarse a países no comunitarios normalmente se necesita el pasaporte y, «en algunos de ellos, el pasaporte debe tener una vigencia superior a seis meses, siendo necesario informarse sobre la exigencia del visado de entrada».

Por otro lado, fuentes policiales extraoficiales insistieron en que no es conveniente esperar hasta el último momento para solicitar cita previa -se puede realizar por teléfono en el 060 o a través de la web www.citapreviadnie.es-. No en vano, puede realizarse este trámite dentro de los últimos noventa días de vigencia del documento que se vaya a renovar.

Además, desde el pasado febrero se introdujo una última novedad encaminada a facilitar este trámite a los usuarios. Así, se pueden abonar las tasas correspondientes por vía telemática siempre y cuando el interesado disponga de firma electrónica. De este modo, al mismo tiempo, que formaliza la petición de cita previa, puede pagar ya la tasa. Lo que no cambia es la obligatoriedad de portar una foto reciente sobre un fondo de color blanco.

Una situación de la que ya alertaron los sindicatos hace varios meses

Fue el pasado mes de marzo cuando la Unión Federal de Policía (UFP) y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) denunciaron la situación que ahora reconoce el Ministerio del Interior. Ambas centrales asociaron estos retrasos en la cita previa con «la cada vez más acuciante falta de funcionarios civiles para cumplimentar los DNI».

Añadieron, asimismo, que el «recorte de horarios para tramitarse la renovación» de estos documentos de identidad está fomentando unas «enormes listas de espera» a la hora de realizar cualquier gestión vinculada con los DNI. Por aquel entonces, en cualquier caso, estiman en que era «más de dos meses de espera para poder realizar los trámites».

En todo caso, estos sindicatos reseñaron que el déficit de empleados públicos no se percibe en las dependencias del DNI, sino que «los efectos de la falta de funcionarios en las Comisarías de Pontevedra son cada vez más ostensibles».

Refuerzos de verano

En este punto, la Dirección General de Policía ha confirmado que, de cara al período, estival las plantillas de Pontevedra se reforzarán a partir del 20 de julio con una decena de agentes, mientras que Marín recibirá cuatro. En el resto de comisarías de la provincia, Vigo dispondrá de diecisiete funcionarios en prácticas -catorce policías y tres inspectores-, mientras que Vilagarcía no recibirá refuerzo alguno.

Esta decisión fue muy criticada por la UFP: «Es tan escaso el número de ellos que envían -de los más escasos de España-, que ver policías de prácticas en Galicia se va a convertir en una atracción turística».

Votación
0 votos
Comentarios