Portos y Amigos da Dorna disienten sobre las tasas a abonar por la marina tradicional en Portonovo

La asociación aspira a instalar un museo flotante que funcione de forma dinámica y no estática, con el amarre de embarcaciones tradiciones de forma temporal


sanxenxo / la voz

Alcanzado el consenso social sobre la conveniencia de ubicar la marina tradicional de Amigos da Dorna en el pantalán de la séptima lista en Portonovo, el último escollo que se presenta es la política de tasas. Una representación de la asociación cultural y directivos de Portos mantuvieron una reunión ayer por la mañana en la que se analizó la situación y cuya conclusión está pendiente de que el ente autonómico entregue al colectivo un escrito detallado de las condiciones del uso compartido del pantalán.

Desde Portos se precisó que «se ten acreditado o consenso entre todos os colectivos» de Portonovo. El departamento autonómico informó de que otorgará «canto antes sexa posible» una autorización administrativa a Amigos da Dorna para que puedan disponer de las plazas de amarre demandadas para el atraque de embarcaciones tradicionales en este puerto.

Esta autorización, según señaló Portos, «terá carácter temporal, inicialmente ata finais deste ano e en virtude dela, a asociación asumirá as obrigas que lle corresponden en materia de mantemento, accesos e taxas, entre outras que poidan proceder». En cuanto a las tasas, el ente autonómico puntualizó que «estarán bonificadas en función das actividades divulgativas que a asociación poida desenvolver, mentres non entra en vigor a bonificación por carácter tradicional das embarcacións que está a preparar a Consellería de Cultura».

Por su parte, desde la asociación, se reclamó a Portos que precise más las condiciones de la autorización e insistieron que se trata de un museo flotante, sin ánimo de lucro. Amigos da Dorna considera que Portos debiera aplicarles la fórmula de autorización de ocupación del primer módulo y su lámina de agua.

Desde esta asociación, se destaca en que no se trata de un «capricho». Desde su punto de vista, una autorización de ocupación, a diferencia de la gestión directa por Portos de las diez plazas individualizadas, es la única forma de desarrollar su proyecto de marina tradicional para Portonovo.

Esta iniciativa aspira a ser un museo flotante que funcione de forma dinámica y no estática, con el amarre de embarcaciones tradiciones de forma temporal desde otros puertos. Estos atraques temporales se reservarían como plazas de cortesía. La gestión directa por parte de Portos a estas plazas sería difícil, mientras que la autorización de ocupación lo permitiría, con el abono de las tasas correspondientes. Desde Amigos da Dorna se añade que la gestión directa implicaría el pago de la tasa X-5, que se calcula en función de las dimensiones de cada barco adscrito a un amarre, lo que no pasará en este caso.

Votación
0 votos
Comentarios