El alma no le basta al Peixe Galego

El equipo marinense se vació para intentar superar, sin éxito, a un Palencia más acertado


Pontevedra / La Voz

El Marín Ence Peixe Galego encajó su sexta derrota consecutiva ante el Palencia, un resultado que le aleja un poco más del sueño de continuar en LEB Oro. El equipo marinense lo intentó de todas las formas posibles ante un rival inmerso en la pelea por el ascenso, pero la falta de acierto en el tiro le condenó frente a un equipo castellano más eficaz. Los de Javi Llorente, pese a ir durante todo el partido a remolque, con diferencias que rondaban los 15 puntos, nunca arrojaron la toalla, e incluso llegaron a creer que la machada era posible a falta de minuto y medio para la conclusión. Sin embargo, el corazón y la entrega no fueron suficientes, y ahora les tocará pensar en hacer un final de liga casi perfecto para mantener opciones de salvación.

El equipo marinense saltó a la pista marcando un ritmo alto demostrando su intención de plantear un partido de transiciones rápidas, lo que le sirvió para llevar la iniciativa en los compases iniciales. Sin embargo, el conjunto palentino no tardó en entrar en el encuentro, y tras un parcial de 0-9, ya tomó la delantera en el electrónico (7-12). Javi Llorente decidió entonces dar entrada a Miso, duda hasta última hora por la luxación de pulgar que sufrió frente al Burgos, y el equipo marinense, con más empuje que acierto, logró mantener controlado a un Palencia que acabaría con ventaja el primer cuarto (16-23).

Ya en el segundo período, el equipo castellano dio un arreón explotando la baza del tiro exterior con acierto, elevando la diferencia por encima de los diez puntos. Mientras, el Peixe Galego, consciente de su inferioridad en el juego interior, intentaba dar la réplica buscando también lanzamientos de tres, pero la falta de puntería le condenó a ver cómo poco a poco el Palencia abría brecha en el marcador. De hecho, al descanso la ventaja visitante era ya de 14 puntos (33-47), y buena parte de la culpa la tuvo el discreto porcentaje del 25 % en triples de los de Javi Llorente en sus ocho intentos frente a los cuatro de seis anotados por el Palencia.

Tras el paso por vestuarios, el Peixe Galego volvió a saltar a la cancha muy intenso, buscando un juego veloz, pero de nuevo se topó con su falta de lucidez de cara al aro y la efectividad del rival. De hecho, el Palencia volvió a ampliar su ventaja, que mediado el tercer cuarto alcanzó los 18 puntos, y obligó a Javi Llorente a pedir un nuevo tiempo muerto.

Arreón final sin premio

A partir de entonces, el bloque marinense empezó a mover más rápido el balón buscando mayor claridad para el lanzamiento y la estrategia le funcionó, logrando recortar paulatinamente la diferencia. El Palencia, por su parte, empezó a encontrar más problemas para encontrar tiros limpios y perdió efectividad, lo que permitió a los de Javi Llorente llegar vivos, aunque lejos de su rival (52-65), a los diez minutos finales.

Ya en este último cuarto, el equipo local se lanzó sin red al ataque, beneficiándose a la vez de que el acierto visitante decayó, y a falta de algo más de un minuto llegó a reducir la diferencia a solo seis puntos, encendiendo los ánimos de la grada. Sin embargo, entonces el Palencia sí supo dormir el partido, y solo tras una falta muy protestada por Javi Llorente que resolvió Dani Rodríguez anotando los dos tiros libres, el Peixe Galego se rindió pero dejando claro que volverá a levantarse para pelear por la permanencia hasta el final.

PEIXE GALEGO (74): Cain (10), Múgica (10), Derksen (12), Romero (13), Rogers (8) -quinteto inicial-, Miso (17), Manu Ferreiro, Bauza, Adón (4), Homs.

PALENCIA (84): Bas (13), Dani Rodríguez (19), Urko Otegui (14), Barnes (4), Zamora (9) -quinteto inicial-, Samb (10), Blanch (8), Maldunas (1), Tomás (4), Pérez (2).

Parciales cada cuarto: 16-23, 17-24 (33-47, descanso), 19-18 (52-65) y 22-19 (74-84, final).

Árbitros: Muñoz García y López Herrada. Señalaron 17 faltas al Peixe Galego y 17 al Palencia.

Incidencias: Partido de la jornada 28 de la LEB Oro disputado en el pabellón de A Raña ante unos 600 espectadores.

Votación
1 votos
Comentarios