Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

«La velocidad extra de esa canasta fue gracias a la afición»

El lucense dio la victoria al Peixe en un derbi muy igualado encestando a falta de nueve segundos

pontevedra / la voz, 08 de marzo de 2016. Actualizado a las 08:34 h. 1

0
0
0
0

Todo el mundo vio alguna vez en televisión la típica escena de una película americana en la que el jugador más desafortunado del equipo de la Universidad anota la canasta decisiva en el último segundo. Algo parecido vivió Carlos Noguerol el sábado en O Pombal. El joven base de Chantada, poco habitual en el quinteto marinense, rescató la victoria para el Peixe a falta de 10 segundos.

-Menuda victoria en el derbi, sufrida y con final de película

-Sí, estuvo entretenido (risas). La verdad que en esa última jugada fue todo muy rápido. Cogí el rebote, vi el marcador porque sabía que quedaba poco, quedaban 14 segundos, y dije: ataco. Vi que la defensa no estaba colocada y fui directo al aro. Solo tenía en mente llegar cuanto antes para que no me hicieran falta e intentar meterla.

-¿Aún quedaban fuerzas para un último sprint con el cansancio, la tensión y los nervios?

-Sí, ahí saqué fuerzas de flaqueza. De donde sea. Y le metí una velocidad extra de las ganas de meter la canasta.

-Y para un recién llegado, un desenlace soñado

-Si me dicen cuando fiché por el Peixe que íbamos a ganar el derbi con una canasta mía, pues ni de broma me lo hubiera creído.

-El ascenso ya lo están rozando

-Lo vemos cada vez más cerca, pero aún es complicado. Quedan partidos muy duros, el Valladolid esta semana, luego vamos a Granada que está ahí peleando por entrar en los play-off. Y Araberri, que nos sigue la pista, nos está poniendo las cosas muy difíciles.

-También las lesiones están siendo otro obstáculo

-Sí. El otro día en el partido Gabe se hizo daño y no pudo jugar la segunda parte y no sabemos cómo está. Gregorio también va mejorando pero todavía no pudo empezar a entrenar y a ver si en una o dos semanas puede empezar a hacer cosas.

-Ante estas ausencias, ¿se ve preparado para asumir un mayor protagonismo en el equipo?

-Hombre claro, eso no es un problema. Pero hay unos roles y yo sé cual es el mío, que no es el de anotar. Lo mío es defender y ayudar al equipo. Para meter puntos hay otra gente.

-Si ustedes están disfrutando de la temporada, la afición está todavía más entusiasmada. ¿Sienten su apoyo?

-Sí. Todo el partido están apoyándonos, ayudándonos desde detrás de la canasta. La verdad que un poco de la velocidad extra que cogí en esa última canasta fue gracias a ellos, que en los últimos minutos estuvieron ahí gritando. Yo los escuché más que a los de Cambados.

-¿Recibió muchas felicitaciones tras el partido?

-Sí. Niños, padres... Toda la gente de Marín dándome abrazos. Fue muy bonito y no me lo esperaba. Yo estaba contento porque habíamos ganado pero la gente lo estaba muchísimo más por tratarse de un derbi.

-¿Y hubo algún mensaje todavía más emotivo?

-El apoyo de mis padres que vinieron a ver el partido con los abrazos que me dieron al salir y me dijeron: «muy bien Carlos». Eso para mí es mucho más importante que cualquier mensaje de cualquier amigo.

Carlos Noguerol Jugador del marín ence Peixe Galego

Publicidad

Comentarios 0