El Puerto de Marín desmiente a Pontevedra y dice que no hay deuda del agua

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La Autoridad Portuaria desmintió ayer «rotundamente» al Concello de Pontevedra y negó «que se mantenga alguna deuda por suministro de agua». A través de un comunicado se afirma que «el Puerto de Marín está al corriente de todas y cada una de sus facturas de agua». En este sentido, afirma que las empresas ubicadas en terrenos portuarios «utilizan agua suministrada por el Ayuntamiento de Marín».

Estas consideraciones difieren por completo de la versión del Concello de Pontevedra. Su concejal de Facenda, Raimundo González Carballo (BNG) reiteró ayer que el Puerto se nutre de agua a través de «unha toma pirata» en la red general de Pontevedra, y que la deuda por este servicio asciende ya al millón de euros.

La Autoridad Portuaria se aferra a diferentes sentencias -las dos últimas divulgadas ayer por González Carballo- que ratifican que no es sujeto pasivo y por lo tanto no se le puede cobrar la tasa de agua. Esta tendría que ser abonada por las empresas, pero según Pontevedra, la Autoridad Portuaria no especifica el consumo de cada una.

La Xunta entre los morosos

La aparición de una consellería y de una institución dependiente de otra sorprendió ayer en la lista de morosos que el Concello de Marín hizo público en el tablón de anuncios. En la lista aparecieron por el mismo concepto -recibos del agua impagados- la Consellería de Xustiza e Interior, con una deuda de 138 euros, y la Residencia da Terceira Idade, con otro recibo pendiente de 21,2 euros. En ambos casos, se especifica cómo causa la imposibilidad que el Concello ha tenido de conseguir notificar con éxito a ambos departamentos autonómicos del impago de sus recibos. Es más, en la resolución, firmada por el tesorero municipal el 19 de diciembre del año pasado, se precisa que se aplicará a estas dos instituciones un recargo del 10 %. En este informe, que también se publicó en el BOP del 7 de enero, se advierte de otro recargo del 20 % si la Xunta deja agotar los plazos.