Los nervios delataron a un vecino de Pontevedra con diez kilos de cocaína

El sospechoso, que ingresó en la prisión de A Lama, fue sorprendido circulando a gran velocidad por la A-52

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los nervios llevaron a un vecino de Pontevedra a una celda del centro penitenciario de A Lama. En el vehículo que conducía F.J.V.G., de 36 años, fueron localizados diez kilos de cocaína, circunstancia que propició que la autoridad judicial decretase su ingreso preventivo en prisión.

Fue este fin de semana cuando los integrantes de una patrulla de la Guardia Civil de servicio por la A-52 observaron a un Audi A-3 que circulaba «a una velocidad excesiva», precisó esta mañana un portavoz del instituto armado, en dirección a Vigo. Los agentes decidieron seguirlo hasta la estación de servicio de A Cañiza, donde el conductor hizo un alto en el camino.

Fue entonces cuando los guardia civiles aprovecharon para solicitarle los documentos. Los nervios le jugaron una mala pasada y ante la actitud que mostraba, los agentes decidieron registrar el automóvil sin sospechar el «tesoro» que guardaba. Y es que, en un doble fondo practicado en el habitáculo trasero del automóvil fue localizado el alijo de estupefacientes. En total, diez paquetes de un kilo de cocaína.

Las sospechas

Desde la Comandancia de la Guardia Civil remarcaron que las sospechas apuntan a que los estupefacientes fueron adquiridos en Madrid con la intención de distribuirlos por buena parte de la provincia de Pontevedra. En todo caso, «con la detención efectuada e incautación del estupefaciente, los investigadores dan por finalizada la operación policial», reseñaron al respecto.

Parte de la cocaína intervenida GUARDIA CIVIL
Parte de la cocaína intervenida GUARDIA CIVIL