Milagreiro en invierno y en verano

Cientos de devotos acudieron al Monasterio de San Benito de Lérez para curar los males de la piel

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Hay quien le tiene más devoción al san Benito de invierno que al de verano. y al revés «Yo vengo a las dos celebraciones, pero le tengo más fe al de marzo, porque tiene un carácter más religioso y menos festeiro que el de junio», explicó Carmen Pérez, una mujer de las que nunca falta a las citas con «o máis milagreiro». El monasterio de Lérez volvió a atraer ayer a cientos de fieles en una soleada jornada que ayudó a cumplir con la tradición de pedir los favores del santo para curar las verrugas y otros males de la piel. Las celebraciones litúrgicas comenzaron a las siete de la mañana y se prolongaron hasta última hora de la tarde, y la afluencia de gente fue bastante escalonada, sin las grandes aglomeraciones de la romería que se celebra en verano.

La recogida del aceite bendecido y milagroso para frotar las afecciones cutáneas, el paso por debajo del altar del santo, los rezos y la ofrenda de velas, exvotos, huevos y dinero para que se cumplan las peticiones... Los fieles cumplieron con todos los ritos de san Benitiño de Lérez. Y en los alrededores del templo benedictino tampoco faltaron los puestos de rosquillas.

Pasó san Benito y ya casi está aquí la Semana Santa, la Junta Coordinadora tiene muy avanzados los preparativos de todas las procesiones y actos religiosos que se van a celebrar en esta ciudad, mientras que las cofradías se disponen a airear sus hábitos y capuchones y a preparar los pasos que portarán en los desfiles. El cartel anunciador de la Semana Santa 2012, que por cierto hay quien los colecciona, tiene este año como tema el paso de La Flagelación, grupo escultórico de autor anónimo español de finales del siglo XIX y comienzos del XX. Se venera en la iglesia conventual de San Francisco y suele salir en la procesión de Jueves Santo, acompañado por la Cofradía del Silencio.

El Teatro Principal acogió ayer, precisamente, el pregón de la Semana Santa, que este año leyó el reverendo Calixto Cobo Franco, vicario episcopal territorial de Pontevedra. Este acto figura solo desde hace cuatro años en la programación y desde que se implantó ha sido pronunciado por diferentes personalidades relacionadas con el ámbito religioso. Antes fueron pregoneros Juan María de la Torre, Gaspar Calvo y Salvador Domato.

Saber más...