Dos excursionistas hallan caballos con cepos en Xeve

Libera tramita una denuncia ante la Fiscalía por supuesto maltrato animal

Caballos con cepos en un monte de Pontevedra Los equinos fueron localizados por dos excursionistas que paseaban por la parroquia de Santa María de Xeve

PONTEVEDRA / LA VOZ

La Asociación Animalista Libera denunció ayer públicamente el primer caso de caballos inmovilizados con cepos en este 2012. El colectivo recibió el pasado 3 de enero la denuncia de dos excursionistas que se encontraron con al menos dos equinos con pexas en las patas mientras daban un paseo por montes de la parroquia de Santa María de Xeve, en Pontevedra.

La queja llegó a Libera a través de la línea que mantiene abierta en Internet (cabalo@liberaong.org) y se suma a los cuarenta escritos que lleva tramitados la organización desde la creación de este sistema anónimo de información en septiembre del 2010. La comunicación de esos excursionistas es la primera que se recibe de la parroquia de Santa María de Xeve.

Libera está tramitando una denuncia por maltrato animal ante el fiscal especializado en Medio Ambiente de Pontevedra con el objetivo de que el ministerio público abra las diligencias oportunas. El delegado de la asociación en Galicia, Rubén Pérez, explicó ayer que la formalización del escrito está pendiente de que se pueda completar con un vídeo grabado por los excursionistas, que se aportaría como prueba en un cedé. «É fundamental que a xente aporte probas como fotografías ou vídeos cando vexa aos animais coas pexas no monte», señaló Pérez Sueiras.

La colocación de cepos y otros artilugios en las patas de los caballos puede dar origen a un posible delito por maltrato animal, con una pena de prisión de hasta un año e inhabilitaciones para el trato con animales de hasta 36 meses. La asociación anunció que solicitará a la nueva conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, que acelere los trámites para identificar a toda la cabaña equina de la comunidad.

Libera sostiene que el sistema de identificación exigido, mediante microchip, garantizaría la localización de los responsables de estas prácticas y permitiría acusarlos formalmente de los delitos de maltrato animal y, en algunos casos, contra la seguridad vial, ya que es habitual que los caballos invadan carreteras y otras vías de tránsito rodado con cepos, cadenas y cuerdas en sus patas.

En Galicia existen, según un estudio de Medio Rural del 2010, entre 20.000 y 22.000 caballos de monte que pastan en libertad en las sierras de la comunidad. El departamento de la Xunta puso en marcha en ese año las ayudas para la identificación del ganado equino tras la implantación de nuevas normas introducidas en la legislación nacional. En el 2014 está prevista la desaparición de estas subvenciones.

Votación
30 votos