Diecisiete vinos y siete platos tratan de seducir a turistas en Valladolid

la voz

La vuelta a las Rías Baixas en diecisiete vinos y siete platos realizados a base de conservas. Es la propuesta con la que el Patronato de Turismo Rías Baixas trata de seducir a visitantes en Valladolid. La presentación forma parte de una estrategia de promoción que pretende atraer a turistas hacia la provincia de Pontevedra aprovechando la cercanía.

Valladolid se suma así a León y Zamora dentro de una ruta promocional que busca enganchar a través del paladar a los potenciales turistas, recordando que Pontevedra está a solo cuatro horas de viaje. Se trata de una iniciativa donde se vende gastronomía, rutas enológicas a través de unas jornada técnicas La última se ha celebrado en un hotel de la localidad castellanoleonesa, con la presentación de la campaña.

Maridaje con conservas

Los presentes pudieron experimentar «un maridaje de conservas de pescados y mariscos con vinos de Rías Baixas». El maitre Ignacio Costoya, campeón de España de Jefes de Sala-Maître en 2010, fue el encargado de la presentación de los productos.

Para Francisco Vázquez, portavoz de las asociaciones turísticas de las Rías Baixas -presente también en el acto promocional-, el crecimiento experimentado en los últimos tiempos por la planta hotelera de la provincia de Pontevedra, está fundamentado en mejora de las infraestructuras y del servicio de los negocios hoteleros de la zona. Según las cifras manejadas en la jornada, que contó con la presencia de Teresa Pedrosa, la oferta turística de las Rías Baixas, logró generar el último año tres millones de pernoctaciones y 1,16 millones de visitantes. Esto supuso, recuerdan desde el patronato, que, junto con las más de doscientas cincuentas playas, las Rías Baixas se hayan situado como el séptimo destino turístico nacional por primera vez en su historia.

Votación
0 votos