Imagen:

Salamandras rabilargas retrasan la nueva carretera de la cárcel

La Xunta tuvo que cambiar el proyecto del vial cerca de Caritel para respetar esta especie protegida


la voz/pontevedra.

Un anfibio de cuerpo estrecho y unos 20 centímetros de largo -de los que dos tercios corresponden a su larga cola- obligó a la Xunta a cambiar el proyecto de conexión del eje viario Forzáns-Ponte Caldelas-A Lama que dará acceso al mayor centro penitenciario de la provincia. La aparición de salamandras rabilargas en un regueiro situado en las inmediaciones de Caritel puso patas arriba el proyecto y los técnicos tuvieron que modificar el emplazamiento de una rotonda a fin de conservar el hábitat. Ahora, se construirá una especie de bóveda junto a un arroyo para garantizar la vida de un animal considerado especie protegida y que se localiza en la zona noroccidental de la Península.

El cambio del proyecto fue ordenado a raíz de una advertencia de la Dirección Xeral da Natureza tras detectar esta especie protegida que vive en Galicia y Asturias y que también puede encontrarse en el Norte de Portugal, donde su presencia ha llegado a ser documentada en el área de Coímbra.

Según indicaron ayer los técnicos en una visita a la zona del conselleiro de Medio Ambiente e Infraestruturas, Agustín Hernández, la protección de la nueva especie -lisa y muy resbaladiza por la mucosidad que presenta- ralentizó el comienzo de los trabajos hasta que se modificó el diseño del tramo de Forzáns en las proximidades de Caritel.

Afectado todo el eje

Todo el eje Forzáns-Ponte Caldelas-A Lama se vio afectado de rebote por esta incidencia ya que el primer trayecto en ejecutarse será precisamente el comprendido entre Forzáns y Caritel. Pero, aunque la obra, prevista en principio para 36 meses, se vio retrasada por la modificación del proyecto, la empresa constructora confía en tenerla lista a finales del 2012.

El nuevo eje viario culminará las mejoras ya efectuadas en los tramos de carretera que van desde Redondela hasta Forzáns y desde Pontevedra a Ponte Caldelas. De esta forma, el centro penitenciario de A Lama -1.700 internos- tendrá al fin unas adecuadas comunicaciones con las dos principales ciudades de la provincia.

La mejora de todo este eje está sobre la mesa desde la década de los 90. Una vez tras otra se fue retrasando, entre otros motivos, porque se estimó durante años que la conexión de Pontevedra con la autovía Rías Baixas A-52 podría hacerse por este itinerario y el Gobierno gallego pretendía que la zona no sufriese el doble impacto de una autovía y de una nueva carretera.

Finalmente, en la etapa del bipartido se culminó la comunicación de Redondela con Forzáns (por Fornelos) y ahora se acomete el tramo desde esta localidad a Caritel, el tramo Caritel-A Lama y el de Ponte-Caldelas a Caritel.

Este último trayecto es de mayor longitud con cuatro kilómetros. Los otros dos suman unos dos kilómetros cada uno. En total, la actuación afectarán a 9 kilómetros y supondrá una inversión de 12 millones.

Votación
17 votos
Etiquetas
Xunta de Galicia Agustín Hernández Portugal Redondela A Lama Ponte Caldelas Rías Baixas A-52 Comarca de Vigo Comarca de Pontevedra