Un mensaje positivo: «Yo he conseguido superar la enfermedad»


pontevedra/la voz.

Cinco mujeres que sufrieron la enfermedad fueron ayer las protagonistas de la celebración en Pontevedra del Día Mundial del Cáncer del Mama. La Asociación Española contra el Cáncer eligió este año como lema Yo he superado un cáncer de mama. Y ese fue el mensaje positivo que transmitieron Chelo Lavía, Marijose, Lana Rocha, Carmen Ruano y Amparo Fandiño al resto de las mujeres que pasan por el mismo trance, siempre tratando de desdramatizar.

Sus historias no son muy diferentes y todas insistieron en la importancia de la prevención, de palparse y hacerse mamografías, así como en la necesidad de luchar y ser optimistas para sobrevivir a la enfermedad. Coincidieron también en destacar el apoyo indispensable que recibieron de sus familias, de sus amigos, y de la Asociación contra el Cáncer, su otra familia.

Chelo, ama de casa y madre de tres hijos, tiene 61 años y el cáncer se lo descubrieron a los 50 en una exploración preventiva del programa de detección precoz. «Al principio, fue un caos, no quería hablar con nadie, en casa no sabían cómo tratarme, pero comprendí que tenía que tirar para delante», señaló. Su consejo «es no aislarse, hacer caso a los médicos y pensar que vas a salir de esta».

Lana es de Brasil, tiene 35 años y lleva diez en Pontevedra. El carcinoma se lo diagnosticaron a los 32. «Me pareció una situación difícil, pero superable y lo afronté con tranquilidad». «Nunca pensé que mi vida se acababa y sigue tan normal», afirmó,

Marijose es de Marín. Ya cumplió los 40 y cuando se lo detectaron tenía 34 años, pero se hacía revisiones desde los 30 por sus antecedentes familiares. «Mi abuela murió de eso y mi madre fue operada y sigue viva. Sabía que yo era la siguiente. Lo que no esperaba era que fuera tan pronto», explicó.

Carmen tiene 55 años y se lo diagnosticaron a los 44. Pasó un año muy fastidiado, necesitó de un psiquiatra y antes de darle el alta ya lo tenía superado.

A Amparo, de 56 años, se lo descubrieron hace tres. Seis meses antes una mamografía le había dado negativa y fue ella misma la que notó después algo raro en el pecho.

Votación
0 votos