Kalandraka lanza dos títulos que contribuyen a la integración de personas autistas


06/02/2010 02:00 h

La editorial Kalandraka, en colaboración con el colectivo Bata (Baión Asociación de Tratamento do Autismo, con sede de Vilanova) ha creado una nueva línea en su colección de libros de fácil lectura, dirigida a personas con necesidades educativas especiales.

Nicolás va de compras y Nicolás cocina sin fuego, que llevan el sello Makakiños día a día y están ilustrados por la artista pontevedresa Alicia Suárez, son materiales complementarios -de conocimiento y experimentación-, que ayudarán al desarrollo de su autonomía personal y de la intercomunicación con el entorno a las personas con autismo, disfasia, síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales. Ambos títulos fueron presentados en un Congreso Internacional de Autismo que finalizó ayer en Toledo.

Kalandraka destaca que con esta colección pretende dar un salto cualitativo, «proporcionándolles aos seus usuarios un material de gran valor informativo para uso cotiá, que lles resulte útil á hora de realizar por si mesmos accións tan habituais e necesarias como cociñar ou mercar». Las páginas están encuadernadas en espiral para facilitar el manejo de los libros, que incluyen pegatinas (a modo de diccionario mímico) para que puedan enseñarlas a sus interlocutores.

Los textos se adaptaron al sistema de Símbolos Pictográficos para la Comunicación (SPC), desarrollado por Roxana Mayer Johnson, con distintos colores asociados a categorías de palabras.

Votación
9 votos