La seguridad privada se concentra ante la Xunta para exigir a la patronal que se siente a negociar


Cerca de una quincena de delegados sindicales y personal de seguridad privada secundaron ayer la llamada de UGT y se concentraron ante el edificio de la Xunta de Galicia. Su objetivo: denunciar que están en el 2010 con un convenio del 2008.

Es por ello que los representantes sindicales exigieron a la patronal que deje de poner trabas al diálogo y que, de una vez por todas, se siente a negociar un nuevo convenido. Desde UGT se hizo referencia a que un trabajador suele cobrar 1.035 euros brutos que, «con los descuentos y demás, se quedan en unos ochocientos euros».

Intrusismo laboral

Tras reiterar que es la patronal la que está bloqueando la negociación del nuevo convenio, representantes sindicales reconocieron que no es esté el único frente que tienen abierto. Así, aludieron a que el intrusismo les sigue ocasionando muchos problemas, sobre todo cuando se trata de «empresas no legalizadas o que no cumplen el convenio».

En este punto, aludieron a que tiene que ser la Administración la que vele porque se cumpla la legalidad en todos los ámbitos de este sector.

Votación
1 votos
Etiquetas
UGT Xunta de Galicia