En el puente del Milenio se hará la luz

Xunta y Concello firmarán un convenio para mejorar la iluminación de la instalación

.

ourense / la voz

Las obras de rehabilitación del puente del Milenio de Ourense se quedaron a medias. La inversión de la Xunta de Galicia, a raíz de un convenio con el Concello de Ourense, supusieron una mejora del firme y un lavado de imagen de una instalación que se abrió al tráfico a principios de siglo y que, desde entonces, ha carecido de cualquier tarea de mantenimiento. La actuación comenzó en los meses de verano y ocho meses después sigue inconclusa. De hecho, los miradores peatonales que sirven para llegar hasta la zona más elevada de la infraestructura permanecen clausurados a cal y canto. Se trata de una decisión adoptada por el Concello de Ourense al entender que no se dan las condiciones de seguridad necesarias para tenerla abierta al público.

Ese espacio continuará cerrado al público, según explicó el concejal de Infraestructuras José Araújo, hasta que se dote de una mejor iluminación al puente. Para ello, Concello y Xunta esperan firmar a lo largo de este año un convenio de colaboración para mejorar el alumbrado de la infraestructura, toda vez que durante las noches los peatones caminan en penumbra. El concejal de Infraestructuras, José Araújo, trasladó a los concejales de la oposición municipal en la junta de área que se trataba de un acuerdo inminente y que esa firma del protocolo era la que obligaba a mantener cerradas las escaleras peatonales. Ese convenio supondrá una inversión final por parte del gobierno autónomo de unos 30.000 euros, que tendrán que sumarse a lo invertido en la puesta a punto del Milenio. De acuerdo con el pacto entre ambas administraciones, una vez que se concluyan todos estos trabajos, el mantenimiento de la instalación pasará a manos del Concello. El objetivo es evitar que se vuelva a deteriorar con el paso del tiempo en medio de un limbo legal entre administraciones, como había sucedido hasta ahora.

Mejoras en las inmediaciones de la estación de autobuses

En materia de seguridad vial y no muy lejos del puente del Milenio, la asociación de vecinos de As Termas también realiza una demanda. Hoy tiene previsto presentar en el Rexistro Xeral del Concello de Ourense una petición para mejorar la señalización de varios pasos de peatones en el entorno de las viviendas sociales junto a la estación de autobuses. También demandarán el refuerzo de las señales horizontales de límite de velocidad, ceda al paso, así como la instalación de señales verticales que advierten de la existencia de los pasos de peatones.

A mayores, el colectivo vecinal de As Termal solicitará por escrito una reunión con el nuevo concejal de Seguridade y Participación Cidadá, Carlos Campos, para trasladarle varias peticiones de mejoras vecinales.

Votación
0 votos
Comentarios