Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La guerra galáctica de los churros

Dos ourensanos lanzan un canal de humor con una versión propia de «Star Wars»

Ourense, 16 de enero de 2016. Actualizado a las 20:56 h. 13

Ampliar imagen

0
0
0
0

Si en Nochevieja salió por Ourense, igual se encontró con un grupo de jóvenes elegantemente vestidos de traje y con una careta de caballo. Jacobo Viqueira y sus amigos decidieron llevar tan inusual accesorio, «porque lo de ser discretos no nos va», como él mismo reconoce. No hace falta que lo jure. Hace unas semanas se paseó por la capital vestido de monje. Y no solo eso. Armado con tres churros de piscina, invitaba a los viandantes a luchar con él. Era su particular homenaje a Star Wars.

Dice Viqueira que no un loco de La Guerra de las Galaxias -«soy fan, pero no friki», remarca-, y que la idea se le ocurrió viendo el vídeo de un youtuber que iba con dos almohadas por la calle y que lanzaba una a quien se cruzaba en su camino para empezar una guerra. «Como salía la película, decidí hacerlo, y los churros me parecieron bien para hacer de espadas de colores», explica. Su peculiar versión, titulada Churro Wars, puede verse en Internet, en el canal de Onfaira Productions.

Onfaira Productions nació de manos de Cristian González (convertido en Cristian Espartaco en su faceta artística), que subió un vídeo hace más de un año y después dejo el canal inactivo. Hasta que amigos comunes le presentaron a Viqueira y ambos vieron entonces al compañero perfecto para seguir haciendo bromas y subiéndolas a la red. «Yo ya hace más de año y medio que hago vídeos de humor en Instagram -puede encontrarse como Jacobo Viqueira-, y quería hacer algo más grande, hacer vídeos más largos, pero no tenía quien me grabara», dice. Con Viqueira solucionaba lo del apoyo de grabación; porque aunque hay rodajes que hacen directamente con el móvil -como uno de entrevistas en los magostos de Ourense que les ha dado para cinco capítulos, uno de ellos con más de 5.000 visitas-, en otros necesitan apoyo desde la distancia. En el caso de Churro Wars ese fue el método, una especie de cámara oculta para grabar la reacción de la gente, y en esa ocasión contaron con la ayuda de un tercero que respondió a la llamada de colaboración que lanzaron a través de las redes sociales.

Durante horas recorrieron diferentes puntos del casco urbano invitando a la gente a unirse a su guerra. Hubo quien pasó de todo. «La gente tiene muy poca sangre, alrededor de un tercio salen en el vídeo porque el resto pasaron de nosotros», dice. Y hubo quien respondió y no dudó en coger el churro y devolver los golpes (fácil prever que más bien poco dolorosos). Uno de los mejores, sin duda, un jubilado que no se pensó lo de sumarse al combate. Y ahí sale, con actitud y gesto acorde con la situación. «Hasta bailó con Cristian», recuerda Jacobo, estudiante de magisterio por Educación Infantil y opositor a Policía Nacional. Su compañero estudia Educación Social, y tras las clases y el gimnasio, quedan para hacer humor.

Un Papá Noel motero

El de Star Wars no es el único vídeo colgado. Además de los del magosto, en otra producción Cristian Espartaco muestra sus dotes como cantante de reggaeton, tratando de lograr plaza para un concurso.

En Navidad iban a tener otro vídeo. La idea era presentar a Papá Noel en diferentes facetas (subiendo por el balcón, siendo perseguido por los Reyes Magos por robarles el trabajo, entrando en una juguetería) pero se quedó en una única toma, la del hombre del traje rojo en moto. Jacobo era el piloto, sufrió un accidente y se truncó el rodaje.

Es solo una pausa. Onfaira Productions está trabajando ya en sus próximos proyectos. No desvelan cómo será la escenografía, aunque sí dejan caer las efemérides elegidas: San Valentín y Entroido. «No queremos estar dos meses sin subir nada, pero tampoco tenemos un calendario cerrado para lanzar los vídeos», dice Viqueira. El método elegido probablemente será el de hacer bromas por la calle. «Nos gusta mucho hacer humor», señala Viqueira. A más de 400 inscritos a su canal en Youtube les hacen gracia.

Publicidad

Comentarios 0