«Algunos profesores responden y otros ponen dificultades»

La asociación Anaco prepara nuevas actividades para superdotados


ourense / la voz 14/08/2011 06:00 h

Diana Rodríguez Salgado es psicóloga educativa y preside la asociación de amigos de los niños con altas capacidades de Ourense (Anaco), que promueve sus actividades en el centro cívico de la rúa Colón.

-¿Cómo fue el primer contacto con la sociedad?

-Muy bien porque desde que presentamos la asociación hemos crecido. Ya somos 27 familias y nos han llamado de Pontevedra y Vigo.

-¿Qué mueve a las familias impulsoras?

-El objetivo es, sobre todo, visualizar la altas capacidades en el sentido de que un niño así puede no ser detectado y eso acarrea problemas.

-¿Cómo es un niño con altas capacidades?

-Además del típico superdotado con talento académico, los hay con talento creativo, pero otros son sordomudos, otros tienen dificultades de aprendizaje, otros presentan déficit de atención. Hay niños repitiendo curso que tienen altas capacidades.

-Visto así, ¿estamos ante un motivo de alegría o de preocupación para la familia?

-Las dos cosas a la vez, son sentimientos encontrados. A muchas familias les genera mucha angustia al principio por lo desconocido y por el temor a la infelicidad de su hijo; luego es un orgullo cuando ven que van por buen camino. Lo que más importa es que los niños se encuentren orgullosos de sí mismos y encuentren la felicidad, por eso hay que darles apoyo intelectual y emocional.

-¿Hay muchos casos ocultos?

-Sí. Cuando empecé con la idea de la asociacion fue por esa razón. A mi consulta de psicóloga venían muchos niños por mala escritura, fracaso escolar o posible déficit de atención y, al ponerme a trabajar con ellos, captaba que había algo más y, al hacerles las pruebas, veía que era un caso de altas capacidades. Estos niños necesitan una atención diferente y, si los tienes haciendo actividades con un grupo normal, se aburren y abandonan. Por eso esta asociación organiza actividades a su medida.

-Un niño así, ¿nace o se hace?

-La inteligencia tiene un componente genético. Aunque los últimos descubrimientos dicen que se puede mejorar a cualquier edad, es cierto que hay niños que nacen ya con una capacidad superior.

-¿Tienen actividad en verano?

-Hicimos una excursión en julio al parque eólico de Sotovento y en septiembre haremos pintura con magia, Internet con magia y una dinámica de grafiti.

Un 2% de la población, comenta Diana Rodríguez, tiene altas capacidades intelectuales.

-¿Qué papel juega el sistema educativo en la atención a los niños con altas capacidades?

-Hay un desconocimiento general, tanto en la parte escolar como en la parte familiar. Un objetivo de la asociación es formar a las familias y hacer cursos especializados para profesores.

-¿Los profesores están preparados para esta diversidad?

-Depende de los profesores y de los colegios; la realidad es diferente y siempre depende de la sensibilidad del profesor y de la concienciación del colegio. Hay colegios en los que enviamos los informes psicológicos y el gabinete de orientación responde fenomenal; como en todo, algunos profesores responden y otros ponen dificultades.

Votación
4 votos