Fraga Iribarne, ministro de Turismo, inaugura el parador de Monterrei

Era el número 65 de los edificios construidos por la administración para hostelería turística

.

21/03/2017 05:00 h

Manuel Fraga Iribarne, narraba La Voz de Galicia el 21 de marzo de hace medio siglo, inauguró el parador de turismo de «Monterrey», construido por su departamento. No cortó la cinta protocolaria Fraga Iribarne como presidente de la Xunta de Galicia, cargo que ostentaría décadas después, sino como ministro de Información y Turismo durante la Dictadura del General Franco. Así lo relataba la crónica de La Voz: «Después de la bendición de las instalaciones del Parador por el obispo de la diócesis, doctor don Ángel Temiño Sáiz, el señor Fraga Iribarne pronunció un discurso. Seguidamente el ministro, a quien acompañaban el director general de Promoción del Turismo, don Juan de Arespacochaga Felipe, gobernadores civil y militar de Orense y otras autoridades y personalidades, recorrió las distintas dependencias del nuevo Parador. A continuación, el señor Fraga Iribarne se dirigió a Verín. En el salón de sesiones del Ayuntamiento le fue entregado el título de «Hijo Adoptivo de la Ciudad», distinción que fue otorgada asimismo a la señora del ministro. El alcalde de Verín pronunció unas palabras para agradecer al ministro y al Gobierno la elección de Verín para la construcción de este Parador que se acaba de inaugurar». Contestó Fraga Iribarne que «vamos poniendo bases fundamentales para un futuro esplendoroso, para un futuro que se adelanta para crear riqueza y distribuirla y mejorar los niveles de vida y cultura». Finalizado el acto en Verín, Fraga Iribarne continuó su viaje por la provincia ourensana: «Más tarde, el señor Fraga y su séquito se trasladaron a Osera, donde efectuó una visita al Monasterio de la Orden del Císter, que se levanta en dicho lugar. Marchó después al «Cámping» de Leiro, cuyas instalaciones recorrió detenidamente, y posteriormente emprendió viaje con dirección a Bayona».

25 millones de pesetas

«El Parador Nacional de Turismo de Monterrey -informaba La Voz en 1967- hace el número 65 de los construidos por la Administración de establecimientos turísticos propiedad del Estado. Domina el valle del Támega, que se adentra en Portugal, y desde el mismo se puede ver el país vecino. En su construcción se han invertido más de 25 millones de pesetas, y dado su emplazamiento, se espera contribuya de modo eficaz a la promoción turística de una región de extraordinarios recursos naturales».

En la actualidad

El parador de Verín, ubicado a menos de un kilómetro de la fortaleza de Monterrei, fue durante décadas un establecimiento hostelero de referencia en la comarca. Su declive empezó a comienzos del nuevo milenio y hace algo menos de un lustro la empresa Paradores llegó a plantear su cierre definitivo dentro de un Expediente de Regulación de Empleo en la compañía.

La clausura no se concretó finalmente pese a que el expediente fijaba cierres temporales. En la actualidad, el parador se mantiene cerrado varios meses al año.

La vieja instalación inaugurada por Fraga funciona ahora como un único establecimiento junto con el de Monterrei, inaugurado a su vez por Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta, en verano del año 2015 tras unas polémicas obras de reforma en el Pazo dos Condes de la antigua fortaleza que costaron casi 3,5 millones de euros.

La intervención la consideran estratégica algunos sectores mientras que otros reclaman un uso público para el castillo. De hecho, se constituyó una activa plataforma que rechaza el fin hotelero de la infraestructura, cuya remodelación también ha tenido una vertiente judicial.

Votación
0 votos
Comentarios