Barbadás y Barco salen bien librados de la Semana Santa

Los azulones están casi a salvo a falta de las últimas cuatro jornadas

.

18/04/2017 08:31 h

Dos empates del Barbadás y una victoria del Barco en el complicado feudo del Vilalbés encarrilaron los objetivos de ambos equipos ourensanos para asegurar cuanto antes su permanencia en la Tercera División, si bien a estas alturas, una diferencia mínima como los tres puntos más que acumulan los azulones puede ser una sustancial ventaja.

Las peores noticias llegaron quizás de la Segunda B, donde el Boiro no fue capaz de ganarle al Palencia y desaprovechó una oportunidad más de acercarse a la plaza de promoción. Eso equivale a un arrastre más y a un encarecimiento de los billetes para quedarse en Tercera que, a día de hoy, son la máxima preocupación de los valdeorreses, incluso del cuadro de Os Carrís, que teniendo al Castro -su próximo rival liguero- a doce puntos, ya ha dejado atrás el problema del descenso directo a falta de cuatro jornadas.

Los hombres de Miki López vigilan por tanto -con 48 puntos en el zurrón- la pugna por esos dos arrastres que forzarían el Somozas y el citado Boiro. Ribadumia (41) y Alondras (41), así como el Céltiga (42) son los principales oponentes de los ourensanos y a los dos últimos los frenó el Barbadás con sendos empates entre el domingo y el jueves pasados. Con 45 puntos, el colchón de los barquenses es menor, pero quizás en ambos casos el calendario restante sea quizás otro factor a tener en cuenta como determinante.

Por un lado, porque los rivales directos se verán lastrado por una serie de enfrentamientos que les impedirá remontar a todos ellos. Basta con echar un vistazo a las próximas semanas: Céltiga - Ribadumia, seguido después del Ribadumia - Alondras y, más tarde, del Alondras - Céltiga. Y todo mientras que el Barco recibirá el próximo domingo al colista y ya descendido Ordes, que ya ha protagonizado más de una sorpresa, pero es un enemigo más apetecible que otros muchos a estas alturas.

Vilalonga y Choco -en la última jornada- son los dos equipos a los que debe visitar el plantel de Javi Rey, mientras que el Rápido de Bouzas será el visitante en Calabagueiros en la penúltima jornada, puede que con la promoción de ascenso ya asegurada y sin opciones de alcanzar el liderato.

Por su parte, los tres puntos más que atesoran en A Valenzá vienen acompañados de otra hoja de ruta también más amable que la del resto de aspirantes a eludir el descenso. Aunque el Castro se juega prácticamente su último cartucho el próximo domingo, por Os Carrís pasará en la jornada siguiente un descendido As Pontes y también tocará visitar al Dubra, otro que ya está pensando en reinventarse en Preferente en la próxima campaña. Incluso el Compostela podría llegar al epílogo liguero en tierras ourensanas sin nada que jugarse, si no logra reducir esos cinco puntos que separan hoy a los de San Lázaro del cuarteto que pugnará por el ascenso, después de su derrota en Bouzas. El trabajo está prácticamente hecho y falta confiar en que vuelva a crecer la representación ourensana en la categoría.

Votación
1 votos
Comentarios