Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El ADIF reparará las carreteras dañadas por las obras del AVE

El arreglo debían financiarlo las empresas constructoras, pero la ministra explicó hoy que se niegan y que Fomento les restará ese dinero de sus cobros

Ourense, 22 de marzo de 2016. Actualizado a las 01:30 h. 2

0
0
0
0

Las tres carreteras de titularidad provincial que cruzan el municipio ourensano de Baños de Molgas y buena parte de sus viales municipales han sufrido daños por el paso continuo de los camiones que trabajan en la construcción de las vías del AVE que unirá Galicia con la Meseta. El alcalde de ese concello fue convocado el lunes a una reunión junto a sus homólogos de Taboadela, Paderne de Allariz, Vilar de Barrio y Xunqueira de Ambía y, en ella, la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, les expuso los planes del Gobierno central al respecto. La compañía estatal ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) reparará los daños y después le pasará la factura a las empresas constructoras.

Los pliegos de contratación de las obras del AVE y la propia legislación al respecto indican, según dijo Pastor, que son las adjudicatarias las que tienen que hacer frente a esos costes, pero la ministra admitió que «no está siendo nada fácil». «En algunos casos se les está requiriendo a las empresas y dicen que no son ellos los que tienen que hacer frente a estas reparaciones», precisó la titular de Fomento, que explicó que, pese a todo, los servicios jurídicos del Estado han elaborado un informe que sustenta «con toda claridad» los argumentos del Gobierno sobre el pago de los desperfectos.

La decisión ha sido no esperar más. Las Administraciones titulares de las vías afectadas -la Xunta, la Diputación de Ourense y los concellos- deben ahora determinar con exactitud los daños a reparar y será el ADIF, previa aprobación de su consejo de administración, quien encargue los proyectos y ejecute las obras. Después, según precisó la ministra, se les pasará la factura a las empresas constructoras del AVE, que son, según la versión del Gobierno, las que deberían haber hecho frente a esos trabajos.

Preguntada Ana Pastor por si, aún así, las compañías afectadas podrían oponerse a los planes del Estado, la titular de Fomento respondió de este modo: «No hace falta que le diga que la Administración que defiende el interés general tiene las vías jurídicas correspondientes para que el interés general se defienda, que es lo que estamos haciendo».

El coste siquiera aproximado de esta iniciativa se desconoce por ahora.

Los alcaldes alertan de pérdidas económicas y de un mayor peligro de accidentes

Los daños provocados en las carreteras de varios municipios ourensanos por el paso de los camiones del AVE habían provocado movilizaciones vecinales y políticas. Los alcaldes de los concellos afectados crearon una comisión para unir fuerzas y reivindicar soluciones y el lunes se manifestaban satisfechos tras su reunión con la ministra de Fomento. En todo caso, el de Baños de Molgas, Xaime Óscar Iglesias, del BNG, pedía agilidad en la puesta en marcha del plan anunciado por Ana Pastor: «Non discutimos a boa vontade de Fomento e sabemos que tamén dependerá un pouquiño de como se solucione o tema político a nivel do Estado, pero sexa quen sexa seguiremos reclamando que os veciños non poden sufrir estes prexuízos». Iglesias denuncia el deterioro que sufren los vehículos de sus vecinos y alerta de la posibilidad de que se produzcan accidentes debido al mal estado de la carretera. José Manuel Fernández, alcalde de Paderne de Allariz (PP), añade que los efectos ya se notan en la economía local: «Non veñen ao supermercado, non veñen aos bares; hai preocupación dos veciños porque non hai ese tránsito de circulación que debía haber».

Publicidad

Comentarios 2