SUCESOS

La Policía detuvo al presunto autor de una estafa por compras en Internet

Varios comerciantes de la ciudad se vieron afectados

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La Policía Nacional detuvo ayer a un hombre ourensano de 39 años como presunto autor de un delito de estafa. Varios comerciantes de la ciudad se vieron afectados por la acción realizada supuestamente por el detenido, que se aprovechó, según la policía, del servicio de tickets para compras por Internet que había en algunos establecimientos para fotografiar el código numérico de los cupones con el que el cliente puede comprar online según la cantidad depositada.

El autor de la estafa acudía a un local comercial, pedía que se le emitieran varios tickets y antes de pagarlos, los fotografiaba con la cámara de su móvil. Así conseguía el código numérico, salía de la tienda con al excusa de que lo estaban llamando y no volvía ni a recoger ni a pagar los tickets. Antes de que estos fueran anulados por el comerciante, el presunto estafador utilizaba enseguida los códigos para realizar compras según el dinero pactado. De esta manera, el detenido hizo compras, según la policía, por valor de 850 euros entre los días 19 y 28 de agosto. La investigación policial permitió identificar al presunto autor de los hechos, que ayer era detenido y hoy puesto a disposición judicial. La juez decretó su puesta en libertad.

Hurto de móviles

Por otro lado, la policía informó de la detención de un marroquí de 32 años como supuesto autor de un delito de hurto. La localización del detenido fue posible porque una mujer que había sido objeto de uno de los hurtos de teléfonos móviles que tuvieron lugar en la zona de vinos el 25 de agosto, realizó gestiones en Internet y comporbó, a través de los sistemas de localización, que su aparato estaba en una zona concreta de Ourense. Acompañada de un familiar, se dirigió a esa zona y contactó con el individuo, que le mostró su móvil. El supuesto ladrón les instó a pagar una cantidad de dinero para recuperarlo. La víctima había alertado a la Policía Local, una patrulla se presentó en ese momento e incautó el teléfono al detenido. La policía le atribuye otros cuatro hurtos de teléfonos sucedidos esa misma jornada en la zona. Tras prestar declaración, quedó libre.