«Trabajo en un proyecto para exponer en las torres del Gaiás»

El artista ourensano muestra su trabajo más reciente en el Simeón

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
El escultor Ramón Conde junto a una de sus creaciones expuestas en el Centro Cultural da Deputación de Ourense. santi m. amil

Ramón Conde (Ourense, 1951) se ha caracterizado desde el comienzo de su carrera por mantener una coherencia y un proyecto artístico diferente, lo que le ha convertido en un referente dentro de la escultura gallega. Una carrera de fondo en la que lleva más de cuatro décadas y en la que siempre recuerda el lúgubre vaticinio de un crítico en el inicio de su carrera.

-¿Fue en su primera exposición?

-Sí, mi primera experiencia artística fue una muestra colectiva en el Arqueológico. Participamos Martínez Coello, Luis Vecino, Ignacio Basallo y yo. En mi caso en la reseña periodística se decía que mi obra era un «culto al feísmo».

-Cuatro décadas después, y unos cuantos «gordos» por el camino, su trabajo es ya una propuesta artística inimitable.

-Cuando revisas tu obra, al menos en mi caso, ves que las constantes e inquietudes que tenías al comienzo se mantienen. Cada vez cuentas con más recursos plásticos, más técnica y más canales de expresión, pero el conjunto de tu trabajo mantiene una línea argumental que lo caracteriza y lo define.

-En la exposición del Simeón dejan de tener protagonismos sus esculturas de gran volumen para centrarse, en su gran mayoría, en pequeñas piezas. ¿A qué se debe el cambio?

-El interés por la expresividad sigue siendo una constante en mi trabajo y, para no distraer la atención, en este caso concentro mi trabajo en los rostros y en la interacción de los individuos, potenciando la gesticulación de la cara y el movimiento del cuello. Además hay dos instalaciones que se componen de varias piezas. -Señala en la publicación de la muestra que el proyecto se encuentra en plena evolución y que en uno o dos años se ofrecerá más desarrollada la obra.

-Es una nueva faceta en la que estoy inmerso, y muy ilusionado, y creo que me queda mucho camino por explorar en este sentido. Al tiempo que desarrolló otros proyectos.

-¿Por ejemplo?

-Trabajo en un montaje concebido para las torres Hejduk de la Cidade da Cultura. Será una escenografía con dos facetas opuestas, una en cada torre, al estilo de la religión persa: la contraposición y el contraste entre el reino de la luz y el de las tinieblas. Será una propuesta muy llamativa y diferente.

RAMÓN CONDE ESCULTOR