Alcaldes de Celanova y la Baixa Limia negocian crear un consorcio turístico

La iniciativa tratará de captar fondos europeos para promocionar la zona

$tituloImg.$pieImg

ourense / la voz 26/07/2012 07:20 h

Tras las vacaciones del verano, los alcaldes de las comarcas de Terras de Celanova y la Baixa Limia pretenden cerrar las negociaciones para la creación de un consorcio turístico que sirva para captar fondos europeos e invertirlos en la promoción y mejora de las infraestructuras del sector en esta zona del sur de la provincia. El proyecto está siendo coordinado por el alcalde de Muíños, Plácido Álvarez, en representación de la Baixa Limia, y por el de Celanova, Antonio Mouriño.

El primero de ellos asegura que solo de este modo será posible poner en marcha medidas efectivas que faciliten un desarrollo positivo del turismo. «Temos que deixarnos de localismos e empezar a traballar con vocación comarcal», dice Álvarez, que confía en que todos los concellos de la zona se impliquen en el consorcio más allá de colores políticos.

De hecho, tanto en la Baixa Limia como en Celanova se han puesto en marcha con éxito iniciativas conjuntas. En el primero de los casos, los ayuntamientos de la zona ya conviven en proyectos relacionados con el parque natural del Xurés y han logrado, por ejemplo, captar fondos europeos para crear centros de recepción de visitantes en seis municipios. Por otro lado, la mancomunidad de Celanova funciona desde hace años y es una de las entidades comarcales con más actividad. Los ayuntamientos comparten, entre otras cosas, sus servicios sociales, técnicos de empleo e incluso un centro ocupacional.

Estas experiencias deberían servir como ejemplo para la puesta en marcha del nuevo consorcio turístico que promueven el alcalde de Muíños y el de Celanova. Del mismo modo en que se hizo con los centros de interpretación comprometidos, esta nueva entidad tendría como principal objetivo la captación de fondos europeos para poner en marcha proyectos de promoción de la zona así como de mejora en las infraestructuras turísticas.

Ese sector es visto como una oportunidad de desarrollo económico para una zona rural que sufre especialmente el envejecimiento de la población. El parque natural del Xurés y la próxima apertura de la autovía entre Ourense y Celanova son dos esperanzas para el futuro de sus ayuntamientos.

«Temos que deixarnos de localismos e empezar a traballar con vocación comarcal»

Plácido Álvarez

Votación
0 votos