Vigilancia municipal para evitar que haya abusos mientras busca soluciones

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La búsqueda de un espacio para que los turistas que llegan Ourense en una autocaravana no ocupen los lugares que en teoría están destinados para los vehículos se encuentra en la agenda del Concello de Ourense. Así lo aseguró hace ya casi un año el concejal de Seguridade, Agustín Fernández Gallego, tras la polémica suscitada el verano pasado por la proliferación de este tipo de vehículos en los aparcamientos de las riberas del Miño, en las inmediaciones de las pozas de Outariz. Desde entonces, se ha aumentado la vigilancia en la zona para evitar que haya abusos en la utilización de los estacionamientos por parte de los usuarios de las autocaravanas.

La presencia de autocaravanas no se limita al aparcamiento de Outariz, ya que también es habitual ver como hacen noche en las proximidades de la fuente de O Tinteiro y en una explanada ubicada en el Paseo das Ninfas, en la margen izquierda del Miño, a la altura de la parroquia de Reza.

La solución que pretenden los propietarios de las autocaravanas se antoja complicada, ya que en la ribera termal ourensana no abundan los espacios para destinarse a aparcamiento. De hecho, la escasez de plazas y lo lejos que se encuentran del balneario de Outariz es una de las principales reivindicaciones de los turistas que utilizan estos enclaves termales.