Cigarróns y pantallas salieron a animar el Domingo Corredoiro

Verín y Xinzo vivieron una intensa jornada festiva de gente disfrazada

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Domingo Corredoiro se dejó sentir de manera especial en Verín y en Xinzo. En la primera, desde el mediodía las calles se llenaron de decenas de cigarróns para saludar al Entroido en su primera salida oficial de esta tradicional máscara, destinada a anunciar la proximidad del Entroido y para homenajear a un traje y a una tradición que pasa de padres a hijos. Tras concentrarse en la plaza do Concello recorrieron varias vías para congregarse ante las puertas de la iglesia parroquial y de la Merced y recibir a los feligreses a la salida de misa. Como si de un escuadrón militar se tratara, bajo el sonido atronador de sus chocas y el castigo de los látigos se abrieron paso entre la multitud. La fiesta continuó en las plazas Maior y García Barbón por la tarde, acogiendo a centenares de personas.

Y en Xinzo al mediodía se dejaron ver las pantallas y por la tarde hubo en la Praza Maior concentración de capuchóns y otras máscaras en una villa donde no son pocos los vecinos que lucen varios disfraces en un mismo día durante todo el mes largo que dura el Entroido en la villa. En Seixalbo salieron Paquita y Nicanor y en As Eiroás, (Ourense) celebraron el Domingo Oleiro. Son días de hedonismo antes de que llegue el ascetismo cuaresmal.