La planta de refinado de Aceites Abril empleará a cuarenta personas


ourense/la voz.

Aceites Abril comenzará a construir su planta de refinado en febrero o marzo del año que viene. Dos años después, estará operativa y empleará a cuarenta personas, más de las previstas inicialmente. La empresa ourensana vería así casi duplicada su plantilla, formada actualmente por 58 personas. La nueva planta, además, creará otros cuarenta puestos de trabajo indirectos.

«Este é un proxecto que levamos bastante tempo tras el. Era un proxecto de envergadura e tiñamos que atopar a financiación porque é unha inversión moi importante», relató José Manuel Pérez Canal, que precisó que, entre la compra del suelo y la ejecución de las obras, se gastarán quince millones de euros.

Con esta nave, que se ubicará en unos terrenos adyacentes a las actuales instalaciones de la empresa en el polígono industrial de San Cibrao, Abril dará un paso más para completar el proceso productivo del aceite. La firma ourensana comprará aceite de oliva virgen lampante y aceite de girasol crudo y los refinará en su nueva planta.

Almazara

El conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, visitó ayer la sede de Aceites Abril y dijo que el citado proyecto «é moi interesante», pero hizo especial hincapié en la elaboración del producto con aceitunas gallegas. La empresa ourensana está implicada en un proyecto junto a la Xunta -que también ha aportado un crédito de 2,5 millones para la planta de refinado-, el Inorde y varias comunidades de montes para recuperar el cultivo del olivo.

En este sentido, José Manuel Pérez Canal anunció que junto a la planta de refinado se colocará una almazara para utilizar las aceitunas que se obtengan de esa iniciativa. Este invierno, según dijo el responsable de Aceites Abril, se recogerá la primera cosecha, aunque será muy escasa y habrá que esperar hasta el año 2011 para una importante ya que los olivos «están tardando un pouco en aclimatarse».

Votación
4 votos