Imagen:El colorido de las gelatinas contribuyó ayer a romper la rutina médica entre los niños ingresados en el complejo hospitalario

Dulce, salado, ácido, amargo


En un intento de contribuir a los proyectos de educación para la salud impulsados desde distintos ámbitos de la administración, el Complexo Hospitalario de Ourense (Chou) y el Centro de formación de la Federación de empresarios de hostelería celebraron ayer el Día do Gusto en la ciberaula del hospital materno infantil.

Cinco de los catorce niños que ayer estaban ingresados en el Chou participaron, con más timidez que entusiasmo, en una actividad a caballo entre lo lúdico y lo educativo. El objetivo era conseguir que los niños aprendan a diferenciar y apreciar los diferentes sabores para asumir también con normalidad la variedad en los alimentos.

En cualquier caso, anticipó Tito Guzmán, jefe del servicio de cocina del complejo hospitalario, el problema suele estar más en los padres que en los hijos pues a los primeros corresponde ofrecer a los pequeños una buena educación integral, y en ella se incluyen los hábitos alimenticios.

El juego propuesto a los pequeños consistía en degustar gelatinas de sabores dulce, salado, ácido y amargo. Se les ofreció inicialmente una explicación gráfica sobre las partes de la lengua que actúan en la percepción de cada sabor y se les propuso relacionarlos con los colores elegidos: rojo para el dulce; amarillo limón para el ácido; transparente para el salado y tono membrillo para el sabor amargo. Después, los chicos aplicaron cada color a un dibujo mudo con la lengua y sus papilas gustativas.

Este tipo de actividades, explicaba ayer Dani Guzmán, del Centro de formación, se realizó con anterioridad en varios centros educativos de enseñanza primaria, pero era la primera vez que la experiencia se acercaba a un hospital. «O que máis lles custa diferenciar é entre ácido e amargo -explica-, pero non só aos pequenos, tamén aos maiores».

Para los chiquillos hospitalizados la actividad cumplió, más allá de su pretendida función educativa, un objetivo lúdico, al permitirles romper la monotonía del ingreso y la enfermedad, especialmente en plena época veraniega.

Votación
0 votos
Etiquetas
Ourense ciudad CHUO Comarca de Ourense