Imagen:La fiesta montada ayer en la escalinata de la catedral era de esas que no se ven todos los días

Monjas a todo ritmo

Jóvenes de toda España visitan la capital de la mano de un grupo de religiosas de la Pureza de María muy particulares


Seguramente más de uno ha escuchado o ha vista varias partes de la película Sister Act y ha pensado «menuda americanada». Pues no. La alegría, las ganas de conocer cosas y gentes pertenece a cada uno de los seres humanos y si estos se unen y forman parte de una congregación religiosa, entonces se convierte en un grupo de gente que transmite y que pide felicidad y alegría. Doce del mediodía en la capital ourensana. Se escuchan muchas voces, no se sabe bien de dónde, pero parecen cantar. La escalinata de la catedral se llena de jóvenes y junto a ellos, guiándoles un grupo de monjas. Una de ellas micrófono en mano anima la fiesta. Porque eso era una verdadera fiesta. Se trata de las hermanas de la Pureza de María, una congregación repartida por todos los puntos de España que han elegido Ourense como punto de destino de estas vacaciones. En A Rúa tiene el campamento y pretenden a partir de ahí recorrer distintos lugares de la provincia y de Galicia. Ayer su destino fue la capital. Alrededor de un centenar de jóvenes, muy bien acompañados por las monjas y por cánticos continuos despertaron el interés de muchos viandantes que se vieron contagiados por la escena. La catedral fue su primer destino y Oira se convirtió en el lugar en donde sacaron sus bocadillos para coger fuerzas de vuelta. Seguramente los volveremos a ver en otros lugares de la provincia durante estos quince días. Si los encuentra no deje de compartir un rato con ellos.

Votación
16 votos
Etiquetas