El nuevo convenio de la pizarra podría ser de aplicación gallega


Si hay algo en lo que todos los sindicatos están de acuerdo es en que el convenio de la pizarra debería aplicarse a todas las empresas del sector en Galicia y no sólo a las de la provincia de Ourense y las cinco del sur de Lugo que, de momento, están adscritas al mismo. Según reconocen los responsables valdeorreses de las tres principales fuerzas sindicales, UGT, Comisiones Obreras y CIG, se trata de una reivindicación «histórica» sobre la que insistirán en este nuevo proceso negociador. En cuanto a la patronal, el presidente de la Asociación Galega de Pizarristas, Jesús Vidal, no descartó que se llegue a ese acuerdo si bien le parece que la negociación del convenio tal vez no sea el momento para abordar el asunto: «É negociable, como todo, pero penso que o adecuado é que a iniciativa de pedir a aplicación do convenio ten que partir dos traballadores desas empresa, que ó mellor non o queren porque teñen os seus propios acordos». Este es el caso, por ejemplo, de Pizarras Campo, en Ortigueira. José Martínez, del departamento de administración, explicó ayer que sus casi ochenta trabajadores tienen un convenio propio. José Paradelo, de UGT Valdeorras y responsable de pizarra para toda Galicia dentro del sindicato, puntualizó que tanto en esta empresa como en otras, donde UGT tienen la mayoría en el comité, estarían de acuerdo en sumarse al convenio si se elabora como una norma de aplicación en toda Galicia. La propuesta es también defendida desde Comisiones y su responsable comarcal, Luis Alba, opina que evitaría agravios entre los trabajadores que disfrutan de diferenets condiciones según la ubicación de la empresa dentro del territorio gallego. Adriano Brito, de la CIG, destacó que era una «reivindicación histórica dende que se aprobou o primeiro convenio». Condiciones de partida Aparte de la conversión o no del convenio en una norma para todo el territorio gallego, los detalles de su redacción ya están en el debate público, sobre todo tras las propuestas lanzadas desde Comisiones Obreras. Piden que se reconozca de nuevo la antigüedad, congelada en el anterior acuerdo a cambio de un incremento salarial del 2,5% y que retribución por incapacidad temporal vuelva ser del 100% del sueldo. Jesús Vidal, no quiso hacer valoraciones como presidente de la AGP («Xa que non estarei na mesa negociadora para a cal escolleremos a seis ou sete representantes do sector»), pero como empresario pizarrero opina que esas reclamaciones tienen que ser a cambio de las renunciar a lo que los trabajadores recibieron a cambio: «Se recuperan a antigüidade teremos que subir os soldos un 2,5% menos e se aumenta a retribución por incapacidade, que agora é do 90%, haberá que prescindir do seguro que contratamos para indemnizar a invalidez». Vidal considera que cualquier otra postura del sindicato sería «incoherente» y considera las propuestas de CC. OO. «promesas electoralistas de quen sabe que non vai a gañar». Mañana se firma en la sede de la AGP, en Sobradelo, la revisión del cuadro salarial del 2007 por el incremento del IPC. José Paradelo, de UGT, anunció que representará una cantidad considerable para los trabajadores por el alza de los precios durante el año pasado. Paradelo aprovechará además para responder a Comisiones por su acusación de estar del lado de la patronal.

Votación
0 votos