Despatarrados


10/06/2017 05:00 h

Algunos telespectadores se han quedado esta semana pasmados y despatarrados al ver cómo graves noticias de la actualidad eran relegadas en los telediarios por otras acerca de una campaña contra los varones que abren excesivamente las piernas en los asientos de los transportes públicos. Un ejemplo de esta ofensiva es la decisión de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid de ampliar las normas que deben observar los usuarios con una instrucción sobre lo que los modelnos llaman manspreading, la acción de despatarrarse, pese a que el español es rico en voces para abordar la materia. 

Despatarrar se usa como pronominal y como transitivo, y además del significado de ‘abrir excesivamente las piernas’ tiene los de ‘llenar de miedo, asombro o espanto’ y ‘caerse abierto de piernas’: «El pobre diablo cayó despatarrado en el suelo» (Espronceda). 

De despatarrar sale el sustantivo despatarrada, que no es alguien en esa postura, sino una mudanza que se ejecuta en algunos bailes abriendo las piernas desmesuradamente y como despatarrándose. Además, la locución hacer la despatarrada tiene el significado de ‘fingir una enfermedad, dolor o accidente tendiéndose en el suelo’. De eso saben mucho los estafadores de aseguradoras del automóvil. 

Amén de la variante espatarrar, despatarrar tiene sinónimos, como escarrancharse, que en gallego se emplea como transitivo y pronominal con el significado de ‘abrir mucho las piernas’: Escarránchate, que te vou levar a cabalo. En castellano, Juan Ramón Jiménez pone a Antonilla a montar escarranchada: «Tiró a la hierba el pañuelo rosa del estambre, corrió un punto y, ágil como una galga, se escarranchó sobre Platero, dejando colgadas a un lado y otro sus duras piernas». 

Otro sinónimo, desparrancarse (‘abrirse de piernas, separarlas’), es quizá el más antiguo del grupo, a lo que apunta el Libro intitulado del parto humano (1580), de Francisco Núñez. «Las primerizas -dice- mas trabajan en el parto porque no tienen experiencia, y padecen dolor en las renas y lomos y en todo el cuerpo, y se descaderan, o desparrancan demasiado». 

La mayoría de estos verbos españoles son de uso coloquial, pero preferibles en cualquier caso al anglicismo manspreading para describir la conducta ineducada de quienes en el metro o en el autobús invaden con sus remos el espacio de sus vecinos de asiento.

Votación
10 votos