Corazonadas

Sede vacante

foto de César Casal González
Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

De pronto. Benedicto XVI dijo adiós en latín. Sorprendió a todos. Se irá el 28 de febrero, y el Vaticano quedará en sede vacante. Unos quince días después empezará la elección del nuevo papa en la capilla Sixtina. El cónclave (con llave), a puerta cerrada. Con los 118 cardenales con derecho a voto (menos de ochenta años) aislados del mundo para elegir a Su Santidad. A mediados de marzo (idus de marzo). La primera votación será de sondeo. Los cardenales escriben un nombre en un papel y lo doblan dos veces. Después, si no hay un elegido, se votará hasta cuatro veces al día. Los dos tercios darán paso a la mayoría absoluta. Las quinielas están en marcha. Europa ya no tiene el peso del que gozaba. De los 118 votos, de 48 países, 62 son europeos (cinco españoles, uno de ellos, Rouco, gallego). 19 vendrán de América Latina. Pero si alguien sabe de diplomacia, de negociación y de administrar silencios es la Iglesia, y es difícil pensar que quien en su día fue cardenal Ratzinger no balanceará su opinión. La elección puede durar horas, días o semanas. El humo negro saldrá cuando no haya acuerdo. Las papeletas se quemarán con pez, para enlutar el humo. Pero, cuando lo haya, el humo será blanco, como la túnica de Su Santidad.