Desde la corte

Fábula del extranjero y el taxista

foto de Fernando Onega
Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

L es propongo el juego del extranjero que llega a España. Aterriza en Santiago, sube a un taxi, pide que le lleve a Arteixo y en el viaje lee el periódico. Encuentra las noticias del segundo procesamiento de Garzón, de un ex presidente regional que espera sentencia, de otro para el que piden ocho años de cárcel, un político de Castellón que dice que sus delitos fiscales han prescrito, algo que saldrá de los ERE andaluces y alguna noticia suelta de Urdangarin. Gran país, piensa el viajero: un ejemplo de cómo se persigue la corrupción; la ley no respeta cargos, ni rangos, ni linajes, ni nobles parentescos. Con lo cual, establece conversación con el taxista:

-Estarán ustedes encantados con la limpieza ética que se está haciendo en España.

-Bueno, algunos caen, pero no sufra, que nadie entra en la cárcel y ninguno devuelve el dinero robado.

-Ah, pero se les lleva ante los tribunales, cosa que no se hace en otros países. Y además, debe de ser una justicia muy valiente, porque veo que uno de los procesados es yerno del rey.

-Sí, señor. Lo malo es que he leído que algunos delitos pueden haber prescrito.

-¿Y el rey se lleva bien con él?

-Uf, el rey tiene un cabreo soberano.

-Y con este que se llama Camps, ¿qué pasa? ¿Se corrompió por unos trajes?

-Esa ha sido una operación inteligente. Lo juzgan por unos trajes, y así nadie le pide explicaciones por arruinar a Valencia, que no tiene ni para pagar la luz de los colegios.

-Y este de las Baleares ¿también arruinó la comunidad?

-No tanto. Lo que pasa es que la utilizó para hacerse rico. Si lo condenan a ocho años, cumplirá tres o cuatro y le habrá salido rentable. Destapó lo del yerno para morir matando.

-¿Y este tal Fabra de Castellón, qué hizo?

-Nos entretuvo diciendo que le tocaba la lotería. Otro que alega que los delitos han prescrito. España es el país de los delitos prescritos.

-Lo que no entiendo es esto de Andalucía.

-Pues imagínese lo peor: 700 millones de euros para ayudar a empresas en crisis. Alguien coge una parte de ese dinero, lo reparte entre amigos y militantes y el que los reparte lo acaba gastando en fiestas y en comprar cocaína.

-Oiga, ¿y eso lo hacen mucho en España?

-Lo de la coca, no creo. El resto, vaya usted a saber.

-Pero la gente estará encantada, porque al menos se descubre y la prensa es libre y lo publica.

-Sí, sí, se publica todo. Todo lo que se descubre. Y además, esto se va a arreglar de forma ejemplar. El PP castigará al que despilfarra. Fíjese si van en serio, que le han quitado el carné del partido al que fue alcalde de Peleas de Abajo. En España, la ejemplaridad empieza desde abajo. Igual que la exigencia de responsabilidad.