Pablo Milanés: «Soy un hacedor de canciones»

El artista vuelve a los escenarios después de recibir un riñón de su mujer en el Chuac

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

«Si me faltaras, / no voy a morirme. / Si he de morir, / quiero que sea contigo. / Mi soledad, se siente acompañada. / Por eso a veces se que necesito, / tu mano, tu mano... / Eternamente tu mano». Es Yolanda, una de las míticas canciones de Pablo Milanés (Cuba, 1943) al que su mujer, Nancy Pérez, de Mazaricos, le ha dado más que la mano: un riñón. El trasplante fue en junio y ahora Milanés vuelve a los escenarios, el fin de semana en Oviedo, y luego con la gira de su último álbum Renacimiento.

-¿Que tal tras la operación?

-Estamos muy bien, no olvide que mi esposa fue la donante. La recuperación está siendo excelente y aunque en esta etapa me falta una consulta, ya pronto regresaremos a La Habana. Debo decir que el tratamiento del brillante equipo de médicos, enfermeros y auxiliares del servicio de nefrología del Chuac fue extraordinario; no podré olvidar el humanismo y la profesionalidad de todos.

-¿Tiene que ver con la salud su álbum «Renacimiento»?

-No. El título tiene dos connotaciones: primero, el tiempo que hacía que no componía nuevos temas y después de cinco años he vuelto a renacer y en segundo lugar, como toco de soslayo en este disco música renacentista que siempre ha sido una constante, junto con la barroca, en mi obra. Con estos dos períodos de la música universal, recurrí a tratar de recuperar ritmos y géneros de la música cubana en desuso u olvidados y que son magnífica materia prima para hacer canciones y cuya calidad se mantiene vigente en la música cubana.

-¿Cómo le llamamos: trovador, poeta, compositor, músico...?

-Prefiero que me llamen hacedor de canciones.

-¿Escribió las de este álbum?

-Sí, todas las composiciones son mías y casi todos los textos pues incluyo un bello poema de Ho Chi Minh, presidente de Vietnam del Norte en la guerra de liberación y (otra faceta desconocida de él) un excelente poeta. Incorporé además un hermoso poema del mexicano Amado Nervo.

- ¿Cuantos discos lleva?

-Creo que son 52 o 53, contando los últimos tres que saldrán a finales de este año. Son discos que he hecho con mi hija Haydée, con José María Vitier, pianista, compositor y poeta cubano del que canto sus canciones en un proyecto mutuo, y un trabajo que estoy realizando poniéndole texto y voz a la música compuesta por Miguel Núñez, pianista de mi grupo.

-¿Cómo será su participación en el homenaje a Víctor Manuel?

-Va a ser una participación modesta, me imagino, porque somos 16 invitados, más las obras que canten Víctor y Ana, serán suficientes para un gran recital.

-¿Y la gira de «Renacimiento»?

-Fue lanzado en septiembre del año pasado en América Latina y continuaremos presentándolo a partir de octubre en otros países americanos, y a comienzos de 2015 en España y Europa.

- ¿Y en Galicia?

-Yo espero que parte de la gira europea incluya Galicia, a la que amo, por muchas razones, desde hace años.

-La música, ¿sigue siendo el motor de su vida?

-Tengo que confesar que es parte de mi vida pero, a mis años, ha surgido un mundo alrededor que también me ocupa y amo, y quiero, independientemente de que el universo de las ideas integra gran parte de mi vida.

-«Para mí Pablo Milanés es recuerdo puro», escribió uno de sus admiradores.

-He tenido experiencias inolvidables, por ejemplo niñas que se llaman Yolanda y han nacido de un encuentro fortuito en algún recital; otros que me sorprenden con fotos y recuerdos de toda la vida y como veo que abuelos, padres y nietos me escuchan y disfrutan de esa magia que se produce en el contacto directo de mis actuaciones.

«Hay niñas que se llaman Yolanda y han nacido de un encuentro en un recital»

Milanés el día que salió del Chuac con nuevo riñón. maría Caruncho